1. "Right here, right now", de Fat Boy Slim: El ritmo hipnótico de este éxito de los 90 es uno de los básicos de cualquier runner. Céntrate en los bajos, sigue la cadencia y no pares de correr.

2. "212" de Azealia Banks: El ritmo vuelve a ser la clave. Cuando oyes esta canción te entran ganas de bailar y moverte, y una vez que empiezas a ello y ya no puedes parar llega el momento de lanzarse a la carrera. 

3. "Run, run, run", de The Velvet Underground: Vale que no encaja entre los clásicos dance a los que nos tienen acostumbrados en los gimnasios, pero su constancia rítmica la convierten en el perfecto acompañante del que quiera mantener un ritmo continuado. 

4. "Don't stop me now", de Queen: El empujoncito de Freddy Mercury y sus chicos es lo que mejor te vendrá cuando empiece a vencerte la pereza. ¡Dale al play y que nada te pare! 

5. "Lose yourself", de Eminem: ¿Necesitas un buen speech que te motive? "Si tuvieras la oportunidad de ser lo que siempre has querido ¿aprovecharías el momento?" El rapero te da todos los motivos que necesitas para seguir adelante con la meta que te has puesto. 

6. "Gonna Fly Now", de la BSO de Rocky: Es la canción del que corre por excelencia. Motivación y superación, ¡sigue el ejemplo de Rocky al ritmo de los 70! 

7. "Power", de Kanye West: Un comienzo con palmas que da paso a esta autentica inyección musical de competitividad deportiva: "Hazlo mejor que nadie que hayas visto". 

8. "Moves like Jagger", de Maroon 5: Ese silbido de Adam Levine acompañado del ritmo del bombo no te va a dar tregua. No sabemos si Mick Jagger será amigo de esto de correr, pero tú te vas a mover. Y mucho. 

9. "Sexy and I know it", de LMFAO: Interioriza las palabras de la canción porque son un mantra de confianza en uno mismo. ¿Eres sexy? Claro ¿Y lo sabes? También. "Mira este cuerpo, ¡me lo trabajo!". 

10. "Stronger", de Kelly Clarkson: Lo que no te mata, te hace más fuerte. La mejor lección que puedes aprender al finalizar un duro entrenamiento te la canta Kelly Clarkson. 

Y si aun con estas canciones no has conseguido motivarte, no te pierdas el libro Running para perezosas.