El paso del tiempo la contaminación o el estrés son los grandes enemigos de la piel, los responsables de que aparezcan arrugas, un tono macilento o granos.

La industria cosmética ofrece un amplio abanico de productos para atajarlos. Algunos, con muchos compuestos químicos sobre los que no hay unanimidad, como las siliconas, o derivados del petróleo, como los parabenos. Otros prefieren apostar por lo natural. Y actúan con toda eficacia.

1. Libre de granos

1. Libre de granos

Deja de señalar al chocolate como responsable de los granos. La causa está en una malvada bacteria, la P.Acnes. En cuanto la ocasión le es propicia (léase, poros obstruidos y abundancia de sebo) esta villana se hace fuerte, generando infecciones conocidas como espinillas.

El árbol de té es uno de los más valiosos antisépticos y bactericidas que existen en la naturaleza y un arma letal (y natural) contra este microorganismo. Aviso: mejor aplicarlo por la noche, ya que podría causar quemaduras si le da el sol.

Aceite Esencial de Árbol de Té, de Sundara. 11,50 €. 

2. La arruga no es bella

2. La arruga no es bella

El aceite de semilla de fresa es una bomba de vitamina E, antioxidantes (tocoferol, ácido elágico) y ácidos grasos insaturados. Esto garantiza el mantenimiento del estrato córneo, equilibrio en la hidratación y resistencia a los radicales libres.

En otras palabras, una piel que se lo pone difícil a la formación de arrugas. Por si fuera poco, lleva protección solar para preservar aún más la juventud cutánea.

Anti-Ageing Cream, de Lanuba. 65 €. 

3. Piel sin sed

3. Piel sin sed

¿Eres de las que mira con recelo a las cremas hidratantes por temor a quedarse con esa incómoda sensación de piel pegajosa? No eres la única. Por eso una de las principales ventajas de esta hidratante a base de aceite de argán, el aceite de escaramujo y el aceite de moringa no es solo que deja el rostro suave, es que se absorbe a toda velocidad. Ideal como hidratante diaria o como base de maquillaje con efecto matificante.

Magical moringa, de Lush. 33,95 €. 

4. Sin rojeces

4. Sin rojeces

¿Eres de las que ven cómo la zona de alrededor de la nariz se llena de rojeces en cuanto el mercurio se desploma? ¿Se te ilumina la nariz y las mejillas con los cambios de temperatura? ¿El acné te deja zonas enrojecidas que afean más aún que los granos?

Los más de 18 componentes naturales con los que está elaborada esta crema, empezando por aloe vera 100% natural, fortalecen la piel frente a agentes externos o internos y ayudan a eliminar las rojeces de la cara.

Dermo Cosmética, de Vera Green.  34,95 €. 

5. Rostro terso

5. Rostro terso

El paso del tiempo no perdona. La piel pierde elasticidad y se afina. El resultado son contornos desdibujados, rostro tristón y aspecto de cansancio.

Esta crema facial nutritiva está elaborada a partir de elementos naturales y ecológicos como aceites vegetales (jojoba, sacha inchi), extractos de plantas tradicionales (ginkgo biloba), aceites esenciales (palo de rosa, jara y salvia sclerea) y flores de Bach. A sus propiedades naturales, se añade una agradable fragancia que ayuda a relajar del estrés diario.

Momento azul, de Terai (60 €). 

6. Mamá feliz

6. Mamá feliz

La maternidad es un momento de máximo gozo. Pero no vamos a negar que el cuerpo se resiente. En especial, la zona del abdomen. Estirar tanto y en tan poco tiempo daña los tejidos, puede generar estrías o flacidez que hay que combatir cuanto antes.

Esta crema reafirmante contiene Menyanthes trifoliata, una planta acuática de acción tonificante, agua de cereza y aceite de rosa mosqueta para hidratar y fortalecer la epidermis. Sin conservantes, apta para veganas y con un 99% de ingredientes naturales (56% orgánicos). 

Le Coach Fermeté, de Omum. 34,90 €.  

7. Cabello tristón

7. Cabello tristón

Cada vez son más las personas que se preocupan por qué aplican sobre su cabello y qué vierten por el desagüe. Y rechazan los champús con siliconas, que dejan el cabello liso y sedoso, pero a la larga asfixian al cuero cabelludo. Tampoco quieren sulfatos, responsables de que el champú haga toneladas de espuma pero innecesarios.

Este champú micelar renuncia a esos ingredientes y apuesta por otros más naturales como el aceite samoano de coco y el aceite de argán procedentes de comercio justo. Biodegadable en un 97%.

Aura Botánica Bain Micellaire, de Kérastase. 22,90 €. 

8. Anti oxidación

8. Anti oxidación

La boina negra de la contaminación genera cantidades enormes de radicales libres. Estos agentes, además de estar en la base de muchas enfermedades respiratorias y cánceres, aceleran el proceso de envejecimiento de la piel: arrugas, poros dilatados, piel mate, tono irregular, manchas…

Este fluido, con ingredientes de agricultura orgánica certificada, sin gluten y vegano, contiene muchos antioxidantes procedentes del liquen, musgo y alchemilla de los bosques del Norte de Europa dispuestos a frenar esa acción oxidante.

Fine Line Minimising, de Mádara. 37 €.

9. Hombros limpios

9. Hombros limpios

Pocas sensaciones incomodan tanto como el picor del cuero cabelludo. O la angustia al comprobar que la piel bajo el pelo se cae, dejando motas blancas sobre los hombros. No son piojos ni caspa. Sencillamente, el cuero cabelludo está reseco o irritado.

Este champú con jengibre de Sri Lanka, corteza de abedul, sauce blanco y miel de comercio con comunidades elimina la descamación y los picores. Es uno de los productos estrella de esta marca: se vende una botella cada 5 segundos.

Ginger Shampoo, de The Body Shop. 7 €.

10. Remedio para todo

10. Remedio para todo

¿Te acuerdas de que las abuelas siempre tenían un ungüento que lo mismo te calmaba la rozadura que te había hecho el zapato que te servía como crema de rostro antes de salir a la calle en invierno? Eso mismo hace esta crema reparadora intensiva con caléndula, manzanilla, pensamiento y romero.

Tenla a mano para hidratar las cutículas, aliviar la base de la nariz durante los resfriados, combatir la sequedad de los codos… Con certificado bio.

 Skin Food, de Weleda 75 ml. 14,20 €

Fotogaleria