1. ¿Hay posturas mejores para quedarse embarazada?

«Existe la creencia de que determinadas posiciones favorecen el embarazo, pero no hay ningún estudio fiable que lo demuestre», explica la doctora Isabel Santillán, ginecóloga experta en fertilidad en el Centro Médico Palencia. «Lo que sí es importante es la calidad de las relaciones. Si se llega al orgasmo, esas contracciones uterinas facilitan el transporte de los espermatozoides hasta el óvulo».

 

2. Estoy embarazada. ¿Puedo hacer deporte?

Concha Martín Perpiñán, especialista en Ginecología y Obstetricia de la Clínica Orel responde rotunda que «sí, siempre que no haya amenaza de aborto o parto prematuro. El ejercicio físico durante la gestación ejercita los músculos y mantiene el tono, lo que ayudará en el momento del parto. Pero también debemos escuchar al cuerpo y descansar si nos lo pide. Y no iniciar ningún deporte o entrenamiento nuevo, en especial, si es de alta exigencia, para no robar oxígeno al feto». Se desaconsejan los deportes con riesgo de caídas o golpes (esquí, mountain bike, boxeo…) y los que impliquen descompresión o alteraciones en los niveles respiratorios (submarinismo).

 

3. ¿Por qué en la menopausia lubrico menos?

«Es uno de los efectos secundarios de la caída de estrógenos. Se soluciona con lubricantes en el momento del coito. Hay una alternativa menos engorrosa: el láser vaginal Monalisa Touch. No duele, no quema, no hace falta anestesia y en cinco minutos la paciente está lista para volver a su vida normal», apunta la doctora Lola Ojeda, ginecóloga en Women’s Health Institute, de los doctores Santiago de Dexeus y Francisco Carmona en Barcelona. Hacen falta tres sesiones (unos 1.500 euros, según el centro) y una de recuerdo al año. 

 

4. Si tengo sexo más a menudo, ¿lubricaré más?

«Así es. La mejor manera de mantener la juventud vaginal es tener sexo con cierta frecuencia. No solo mantendremos la llama de la pareja. Retrasaremos el envejecimiento de la vagina», apunta la doctora Ojeda. Otra ventaja de mantener un buen moco cervical: se reduce la incidencia de infecciones vulvo-vaginales como la candidiasis.

 

5. Tomo la píldora y noto un aumento de sequedad vaginal. ¿Qué hago?

«Algunos anticonceptivos pueden causar sequedad vaginal, o, una secreción más espesa, que dificulta las relaciones. No es frecuente, pero suele producirse en mujeres jóvenes y al comienzo del uso de la anticoncepción hormonal», recalca la doctora Ojeda. «Lo normal es que no se mantengan en el tiempo si la mujer mantiene su actividad sexual normal. Si se prolonga, puede valorarse cambiar el tipo de anticonceptivo».

 

6. ¿Cuándo puedo volver a hacer deporte tras el parto?

De entrada, se debe esperar la cuarentena. Y empezar con ejercicio físico suave. «Para retomar los deportes de impacto, como el running, conviene valorar el estado del útero y la situación de los órganos internos, incluido el tono del suelo pélvico. Es muy posible que sea conveniente esperar algunas semanas más. Precipitarse puede dañar el suelo pélvico, con consecuencias fatales al cabo del tiempo», apunta Belén López Mazarías, fiisoterapeuta especializada en pelviperineología en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

 

7. ¿Es seguro el preservativo?

Es una de las mayores causas de angustia de las adolescentes al iniciarse en las relaciones sexuales. La doctora María Jesús Terán Alonso, ginecóloga del Hospital Sanitas La Moraleja, reconoce que «en ocasiones se rompe, pero la mayoría de los embarazos no deseados usando preservativo como método anticonceptivo no son por la rotura, sino por un mal uso. A veces no se utiliza durante toda la relación o se usa de forma inadecuada, por ejemplo, se rasga al ponerlo, no se inserta del todo o no se deja el hueco para almacenar el semen durante la eyaculación».

 

8. Las menores, ¿pueden solicitar anticonceptivos orales al ginecólogo?

«Algunas menores temen acudir a la consulta porque creen que van a necesitar la autorización paterna. Lo confunden con la ley del aborto que les obliga a contar con la conformidad de sus padres para interrumpir el embarazo. Otras leyes contemplan que los menores deben contar con el consentimiento paterno para someterse a inseminación artificial o a experimentos médicos. Pero nada les impide solicitar un anticonceptivo a su médico a espaldas de sus padres», apunta Sergio Haimovich, responsable de la Unidad de Histeroscopia en el Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital del Mar de Barcelona y especialista en Ginecología y Obstetricia del Centro FIV Barcelona 

 

9. ¿Cuál es el mejor anticonceptivo para adolescentes?

Este ginecólogo barcelonés insiste en que no hay uno mejor que otro, sino casos particulares. «Si son monógamas recomiendo un método de larga duración en el que no tengan que intervenir, como el DIU o el implante hormonal. Una vez implantado funciona solo y no hay que angustiarse por los olvidos o por si una noche de excesos han vomitado, como sucede con la píldora. Si no tienen pareja estable, pero son sexualmente activas mi sugerencia es la doble protección: un método de larga duración con el que seguro no se van a quedar embarazadas y el consabido preservativo, que va a prevenir enfermedades de transmisión sexual». Recuerda que a esas tiernas edades, entre los nervios, la emoción y la inexperiencia es fácil que el preservativo no se use todo lo bien que debieran. Por cierto, para no pagar el pato de un embarazo no deseado en aventuras de una noche muchos expertos recomiendan que sean ellas quienes lleven el preservativo en el bolso.

 

10. Me voy de viaje y me coincide la regla. ¿Puedo hacer que este mes no me baje?

Sí, siempre que estés tomando anticonceptivos orales. La doctora Francisca Molero, ginecóloga y co-directora de Instituto de Sexología de Barcelona señala que «basta con seguir tomando la píldora sin pasar por los días de descanso. Ese mes no bajará la regla, pero lo hará sin problemas en el ciclo siguiente».