Mucho se ha escrito acerca de los bálsamos para labios. Los primeros llevaban petrolatum, un derivado del oro negro que actuaba como una capa impermeabilizante sobre el labio. Aunque muchos dermatólogos sostienen que no es perjudicial para la salud la idea de ponerse petróleo en la boca no es muy sugerente.

De ahí que cada vez sean más los que apuestan por ingredientes naturales –como ya ocurre con otros productos cosméticos– como la miel, la manteca de karité o el aceite de oliva. Y la sensación es tan agradable que hay quienes creen que generan adicción. Nada más lejos de la realidad: no son una droga pero, ¿quién se resiste a la sensación de unos labios jugosos y bien hidratados?

1. Besos a la francesa

1. Besos a la francesa

En el arte de besar nuestras vecinas galas se han ganado el honor de ser las más sensuales. Algo habrá que aprender ellas. Por ejemplo, cuidarnos los labios con un bálsamo con las propiedades antioxidantes de los polifenoles de las pepitas de uva y un suave toque de color nude. ¿Otro motivo más? El 1% de los beneficios se destina a asociaciones de defensa del medioambiente.

French Kiss Séduction, de Caudalie (11,80€).

2. Secreto de maquilladores

2. Secreto de maquilladores

¿Sabías que muchos profesionales del maquillaje reconocen llevar en sus maletas el bálsamo labial de esta marca de farmacia? El secreto está en su fórmula, con un 25% de aceite de rosa mosqueta y un 5% de aceite de Macadamia capaces de revivir hasta los labios más agrietados. Esta es la versión con filtro solar para llevar en bolso y reaplicar tantas veces como desees.

Stick Hidratante SPF 50 (4,55€). 

3. Directo de la colmena

3. Directo de la colmena

Si un poco de miel calma la garganta, imagina lo que puede hacer con unos labios en estado calamitoso. Este bálsamo une las bondades emolientes de la miel, la firmeza de la cera, la hidratación del aceite de oliva y el aceite de almendra y las cualidades refrescantes de la menta. Todo para mantenerte alejada de unos labios resecos.
 

Honey Trap, de Lush (8,95€).

 

4. Doble de vainilla

4. Doble de vainilla

A la originalidad de su caja rectangular de diseño retro, hay que sumar una potente fórmula hidratante con aceite de coco, manteca de cacao y manteca de karité. Con un delicioso aroma a vainilla. Todos los ingredientes son naturales, sin rastro de aceites minerales ni parabenos.
 

Lip Balm Vanilla Coconut, de Sabon (8,50€). 

5. Sueño tropical

5. Sueño tropical

Tener algo con aroma tropical cerca siempre da subidón, nos cera la ilusión de estar en algún paraíso lleno de palmeras disfrutando de la buena vida. No podemos regalarte eso, pero sí un labial con manteca labial de mango procedente de la India y karité de comercio con comunidades de Ghana. Labios suaves e hidratados al instante. 

Manteca Labial de Mango, de The Body Shop (5€). 

6. Con aceite de oliva

6. Con aceite de oliva

El aceite de oliva no solo sirve para hacer unos huevos fritos de rechupete y aliñar ensaladas dignas de los dioses. Su uso en cosmética evita la oxidación celular y ayuda a nutrir intensamente. Ese peculiar cacao, con forma de aceituna, está elaborado a base de aceite de oliva, manteca de karité y cera de abejas. Con el 99% de ingredientes de origen natural, libre de aceites minerales y parabenos. 

Labial, de La Chinata (3,90€). 

7. La planta multiusos

7. La planta multiusos

El cáñamo tiene enormes utilidades, desde producir fibras para fabricar cuerdas a contribuir a la cosmética por sus cualidades suavizantes de la piel gracias a sus ácidos grasos omega 6 y 3. Este cacao lleva además aceite de oliva y manteca de karité junto con las consabidas semillas de cáñamo. Prepárate al aroma, un cóctel cítrico con toques aromáticos de semillas de cáñamo.

Hemp Hemp, de Mádara (10,80€)

 

8. Nutrición en condiciones extremas

8. Nutrición en condiciones extremas

Lleva miel con una pizca de pomelo y es capaz de proteger los labios hasta en las zonas más gélidas de Canadá. Allá arriba cuando la situación se pone calamitosa – léase, labios agrietados nivel máximo - se aplican una capa espesa en los labios y su contorno antes de irse a la cama. A la mañana siguiente, labios a estrenar. Mano de santo. 

Rêve de miel, de Nuxe (11,50€). 

9. Guerra al resfriado

9. Guerra al resfriado

Cuando un triste catarro convierte tu nariz en un grifo que gotea incesantemente y la tortura de respirar por la boca te deja los labios como el papel de lija toca reparar a contrarreloj. Este bálsamo lo deja claro: calma las aletas de las narices y recupera los labios. Sin petrolatum ni parabenos.

Bálsamo Reparador Nariz/ Labios, de Mussvital Dermactive (2,50€).

 

10. Un poco de volumen

10. Un poco de volumen

Unos labios carnosos son señal de juventud. Y aportan al rostro un plus de sensualidad. Pasar de un labio fino a uno jugoso solo puede lograrse con rellenos artificiales o con este labial. En su composición encontramos un exclusivo ácido hialurónico altamente micronizado que redensifica y aporta volumen al instante. Y además, aceites botánicos de jojoba, mimosa, manteca de karité, mango silvestre y vitamina E.

Supreme Colour Care & Gloss, de Volumax (15€). 

11. ¡Más manteca!

11. ¡Más manteca!

El bálsamo en stick es una salvación fácil de usar en cualquier situación, limpia y cómoda. Éste de Blistex está compuesto totalmente por una triple mezcla de mantecas (tucuma, mango y karité) y vitamina E. Sabe a vainilla, proporciona una hidratación duradera y calma al instante los labios despellejados.

Triple Butters, de Blistex (3,50€). 

Fotogaleria