Las varices, también llamadas insuficiencia venosa crónica, afectan mayoritariamente a las mujeres a partir de los 35-40 años y aumenta en etapas como el embarazo. La subida de temperaturas agrava los síntomas. Anota estos consejos de buenos hábitos para afrontarlas de forma más saludable: 

1. Evita pasar mucho tiempo sentado.

2. Evita pasar largos periodos de tiempo de pie.

3. Practica ejercicio regularmente. Caminar, andar en bicicleta o nadar facilitan la circulación de la sangre y el retorno venoso.

4. Huye del sedentarismo.

5. Utiliza calzado ortopédico, adaptado con una forma de plantilla idónea.

6. Lleva zapatos con un tacón de entre 3 y 4 cm.

7. Evita los tacones altos.

8. Utiliza medias de compresión, que favorecen el retorno venoso.

9. Evita la ropa ajustada, que puede dificultar la circulación venosa normal.

10. Mantén un peso adecuado. El sobrepeso y la obesidad agravan los síntomas.

11. Come de manera sana e introduce alimentos ricos en fibra.

12. Evita fuentes de calor

13. Visita periódicamente al médico y sigue sus indicaciones.

14. Cuenta con el farmacéutico como profesional sanitario cercano y aliado a lo largo de la enfermedad.

15. Mantén una correcta adherencia al tratamiento indicado por el médico.