Ya llegó el día. Bombones, flores y corazones por todas partes. No obstante, Walter Riso nos recuerda que amar es cuestión de no depender y que algunas veces necesitamos un Manual para no morir de amor... Aquí algunas frases que te ayudan a mejorar tu actitud ante la vida y reconciliarte con el reflejo de tu espejo. 

 

El cementerio está lleno de personas con buenas intenciones.

 

 Asume que el amor puede tener fecha de caducidad.

 

Si te equivocas, creces; si no te equivocas, te estancas. 

 

Hay veces en que el temor te abre los ojos, pero casi siempre te los cierra. 

 

El problema está en la actitud, no en lo que eres. 

 

El equilibrio está en ser capaz de respetarte a ti mismo y a los demás.

 

Las mejores cosas de la vida suelen ocurrir cuando no esperamos nada.

 

No importa cuanto te amen, sino como lo hagan.

 

 Someterte al “qué dirán” es una forma de esclavitud socialmente aceptada.

 

No puedes andar por la vida pidiendo permiso para vivir o sentir.

 

La felicidad no llega a la puerta, hay que buscarla y pelear por ella.

 

Las personas aprenden por ensayo y por error y tú no escapas a ese principio.

 

La verdad no se proclama ni se decreta; más bien se descubre, se busca. 

 

El buen amor es ida y vuelta. 

 

La mejor edad es la que tenemos ahora. Ni un segundo más, ni uno menos.