Que la rutina se instaure en una relación sexual no es tan malo, hay quien dice estar así divinamente con su pareja. Pero sí os advertiremos de la necesidad, en general, de echarle chispa a vuestros encuentros sexuales para que no decaigan. De la escritura subida de tono, a las citas a ciegas cual desconocidos, pasando por el doble placer. Ahí van algunas ideas. Porque en la novedad, también está el gusto.

 

1. Tonifica el suelo pélvico

Cómprate unas bolas chinas o desempolva las que tienes olvidadas. Cuanto más controles los músculos que rodean tu vagina, más elevado será tu placer a solas o en compañía. Puedes practicar el kegel, con diez minutos al día tendrás suficiente y conseguirás estrenar la musculatura, estimular las paredes de la vagina, favoreciendo el flujo sanguíneo y mejorando los niveles de lubricación.

 

2. Sí al morbo

Cítate a ciegas con tu pareja en un bar. Es importante marcar algunas reglas para que el encuentro sea un éxito: cada uno llegará por separado, el que llegue primero se colocará en un lugar visible y el que llegue después, cerca pero no al lado. Después de pedir, uno de los dos debe acercarse para entablar conversación y, a partir de aquí, echa a volar la imaginación.

 

3. Completa el arsenal sexual

Visita o revisita un sexshop para conocer los últimos artilugios diseñados para el placer sexual. En los juguetes sexuales la innovación está a la orden del día.

 

4. Regálate ocio erótico-sensual

Compra entradas para un espectáculo sensual o erótico e invita a tu pareja.  Las risas y la subida de temperatura pondrán la guinda a vuestro propio espectáculo.

 

15 trucos para aumentar el deseo sexual

 

5. Lecturas subidas de tono

Puedes optar por clásicos como Anaïs Nin, o por autoras contemporáneas superventas en la actualidad como Megan Maxwell, Elisabet Benavent o Noe Casado. Entre sus páginas encontrarás ideas para poner en práctica en tu propia vida.

 

6. Escritura erótica

Plasma tu relación sexual ideal en formato de relato erótico. Reflexiona sobre lo que te gustaría practicar en tus futuras relaciones es una buenísima manera de estimular la parte sexual de tu cerebro. No te frenes y pon en práctica tus deseos más ocultos.

 

7. Nueva pareja

Inscríbete en una página o aplicación para conocer gente. Si no tienes pareja, puede ayudarte a mejorar tu asertividad y a subir tu autoestima sexual aunque al final no te atrevas a quedar con nadie. Otra buena idea, para las más atrevidas, es practicar el slow dating.

 

8. Kamasultra doméstico

Hazte con un buen arsenal de cojines. Probar determinadas posturas circenses no están al alcance de muchos, pero será divertido probarlo. ¿Sabes que existen cojines diseñados para el sexo? Los Love Pillows.

 

9. Sexo en soledad

Prográmate un rato de sexo individual. En ocasiones, algunas mujeres sienten pudor y son reacias a experimentar novedades sexuales con sus parejas.

 

10. Doble placer

No temas en utilizar un vibrador entrando los dos. Utiliza el vibrador para darte/le placer mientras practicas sexo oral.

 

11. Sexo sin penetración

Prohibiros en coito de vez en cuando. Te permitirá ser más creativa e innovar, incluso puede que sientas un aumento de deseo de realizar el coito puesto que vetar una conducta viene a provocar las ganas de realizarla.

 

12. Otros escenarios

Invita a tu pareja a una habitación de hotel con mobiliario sexual y ambientación. Existen hoteles de este tipo que puede facilitar experiencias irrepetibles. También podéis visitar un hotel de citas, la sensación de sentiros amantes y de ocultarse aumentará vuestro deseo sexual.

 

13. Lencería erótica

Compra conjuntamente con tu pareja la ropa erótica. No sólo para ti, para los dos. Luego, en casa, podéis realizar un desfile. Además de divertido hará que salten fuegos artificiales.

 

14. Baño estimulante

Ya sea antes por higiene o durante para darse un respiro, y también después para acabar de relajarse. En casa o fuera de ella en jacuzzis o centros termales. La temperatura del agua no será la única elevada.

 

15. Voyeur-exhibicionista

A muchas parejas les resulta vergonzoso masturbarse el uno delante del otro. Lo que deberían saber es que ver a nuestra pareja disfrutar llega a resultar muy placentero. Podéis hacerlo al mismo tiempo.