Aperitivo

De acuerdo, lo importante no es cómo empiece la noche, sino cómo acabe, pero por qué no cuidar hasta el último detalle y, sobre todo, dejar claro desde el principio que la noche promete. ¿Cómo? Arranca la cena romántica recibiendo a tu pareja con una copa de cava o vino. El poder de desinhibición del alcohol lo convierte en un gran afrodisíaco. En el caso concreto del vino tinto contiene resveratrol, un antioxidante que ayuda al flujo sanguíneo y mejora la circulación antes y durante la relación sexual.

Si quieres algo más elaborado puedes sorprenderla con un sorbete de cava y fresas. Tritura 200 gramos de fresas con 10 cl de cava y, en paralelo, 750 g de limón con 20 cl de cava. Saca el helado del congelador sólo para hacer la mezcla, después devuélvelo al frigorífico.

Cuando llegue tu pareja, reparte las fresas mezcladas con cava en una copa y añade dos bolas del helado de limón con cava cuando vayas a servirlo.

Plato principal

1. El salmón está lleno de ácidos grasos omega 3, que mantienen la producción de hormonas sexuales en apogeo. Si te atreves ?y te organizas- puedes marcarte un tanto y preparar sushi. Ahora hay herramientas que te ayudarán a prepararlo. Otra opción es que lo prepares ahumado con aguacate y gambas. Te enseñamos cómo.

Quita el hueso del aguacate y vacía las dos mitades, pero sin eliminar las cáscaras. Corta la pulpa en dados y riégala con zumo de limón y echa primero 30 g de piñones en las cáscaras y después la pulpa que has cortado en dados.

En paralelo, corta el pescado ahumado en tiras y añádelo encima de la pulpa del aguacate y añade una cucharada de salsa rosa procurando que quede cubierto. En la parte superior color las gambas. Cuando vayas a servirlo decora el planto con lechuga cortada en juliana. Ya tienes tu cena romántica.


2. Parrillada de pescado y marisco

Sofríe cinco ñoras, una cabeza de ajos y dos tomates maduros. Fríe en aceite limpio una rebanada de pan y añádela al mortero, junto a 12 almendras tostadas, 10 avellanas y lo que has asado el principio y machácalo todo. Añade una pizca de aceite, vinagre, pimiento y sal y deja que todo repose unas tres horas y ya tienes la salsa.

Para preparar el marisco sólo debes asegurarte de que esté bien limpio, añadir sal y perejil y ponerlo a la plancha. Prueba con rape, merluza, langostinos y cigalas. ¿Ostras? Suena a cliché, pero este crustáceo contiene zinc, un mineral que aumenta la producción de testosterona, así que? ¿Por qué no incluirlo en tu cena romántica?

3. Pasta Puttanesca

Es incierto el origen de este plato, una de las teorías que se barajan es que sirviera a las prostitutas de la Edad Media para atraer clientes por su carácter afrodisíaco. ¡Pruébala y nos lo cuentas!

Pica entre seis y ocho filetes de anchoas, corta 800 gramos de tomate en dados y 10 aceitunas negras en tiras. Eso será prácticamente todo lo que necesites. Fríe a fuego lento las anchoas y, cuando se disuelvan, añade un ajo picado. Antes de que se dore, vierte también el tomate que has cortado a dados y añade una pizca de sal. Déjalo en el fuego hasta que hierva y baja el fuego (fuego medio). Estará así entre 20-25 minutos. Llegados a este punto, puedes hervir la pasta y cuando esté cocida, añade a la salsa una cucharada de orégano picado, dos cucharadas de alcaparras y las olivas negras picadas y remueve para que se mezclen bien los sabores.

Cuando la pasta esté al dente, retírala y mézclala con la salsa.


Postres

A estas alturas de la noche, la tensión sexual habrá llegado a un punto álgido. Tu pareja estará rendida a tus pies después de ver el mimo con el que has preparado la cena romántica. Después, las propiedades del menú y tu pericia aderezándolas con una conversación interesante y desinhibida habrán hecho el resto. Remata la faena con un postre que dé paso a una sobremesa más que afrodisíaca. La clave es ayudar a digerir la comida, que ninguno de los dos acabéis demasiado llenos.

- Cóctel de la pasión. Mezcla 1 litro de piña y 500 ml de zumo de naranja y maracuyá y remuévelo bien. A continuación, remuévelo bien y añade 1.5l de gaseosa y ya estará listo. Asegúrate de tener hielo picado para servirlo bien frío y decóralo con una fresa cortada por la mitad.

- Gin tonic. Prepárale el cóctel de moda. A la tónica y la ginebra, añádele 4 fresas naturales, ramas de hierbabuena y sírvelo bien frío.