El desayuno es la comida más importante del día, pero eso no da vía libre para comer todo lo que queramos sin filtro. Aunque esto no es incompatible con desayunar bueno y salirse del típico bocadillito con fiambre de pavo.

La personal trainer y nutricionista Sascha Barboza, que acaba de publicar el libro Las recetas de @SaschaFitness, nos invita a probar estos desayunos con los que te sentirás como si fuera domingo, pero que engordan mucho menos de lo que su apetitoso sabor hace imaginar.

1. Tortitas de avena

Ingredientes: 4 claras de huevo, ½ taza de copos de avena, 1 cucharada de linaza molida o chía, 1 cucharadita de canela, 2 sobres de edulcorante sin calorías y una cucharadita de vainilla.

Bate todos los ingredientes y prepara las tortitas en una sartén de teflón. Intenta no utilizar aceite.

Las claras son proteínas de gran calidad baja en grasa y la avena es un carbohidrato de bajo índice glucémico que ayuda a bajar el colesterol, controla la glicemia, disminuye el apetito y facilita la pérdida de grasa.

2. Quinoa con canela

Ingredientes: ½ taza de quinoa, 1 taza de leche de almendras sin azúcar, 1 cucharadita de canela, 1 o 2 sobres de edulcorante sin calorías y 6 mitades de nueces

En una olla tapada a temperatura alta coloca la quinoa con la leche y la canela. Cuando hierva, baja la temperatura y remueve. Cuando la quinoa esté suave y la mezcla consistente y espesa, retira del fuego. Endulza con edulcorante y añade las nueces picadas.

Esta receta sin gluten, lactosa ni sacarosa es ideal para toda la familia y para vegetarianos. La quinoa es alta en proteína y fibra, y contiene todos los aminoácidos.

3. Tortilla de champiñones y puerro

Ingredientes: 1 taza de champiñones laminados, 1 tallo de puerro troceado, 3 claras de huevo, 1 huevo entero, sal y pimienta.

Saltea los champiñones y el puerro con unas gotas de aceite de oliva. Bate las claras con el huevo, la sal y pimienta. Retira la mezcla de champiñones de la sartén y añade los huevos. Espera un minuto. Cuando veas que la tortilla comienza a cuajar, vierte la mezcla de champiñones en la mitad de la misma. Levanta cuidadosamente con una espátula el lado de la tortilla que no tiene relleno y colócala encima de la otra mitad. Baja el fuego y tapa durante un minuto. Retira.

Los huevos son una fuente rica en proteína, aportan vitamina D, importante para la prevención de la osteoporosis y de diversos tipos de cáncer. Está comprobado que quienes incluyen huevo en el desayuno sienten menos apetito durante el día y tienen mayor éxito en el proceso de pérdida de peso.

Dime cómo eres y te diré cómo desayunar.