Una anestesia sin evidencias
SOLO PROPAGANDA. En 1971, de visita oficial en China, el ex presidente de Estados Unidos Richard Nixon presenció una intervención quirúrgica sin anestesia, solo con una aguja en la oreja y el Libro Rojo de Mao en la mano. "Lo que ignoraba Nixon es que en realidad los pacientes estaban preseleccionados entre los menos quejicas y antes se les había administrado un sedante", explica el bioquímico J.M. Mulet en su libro Medicina sin engaños (Destino). A Nixon, añade irónico, los "chinos le engañaron como a un chino o mejor dicho, como a un occidental". Lo cierto es que no existe ninguna evidencia científica de que la acupuntura pueda sustituir a la anestesia convencional.

Poder analgésico en entredicho
EL EFECTO PLACEBO. La revista Archives of Internal Medicine llevó a cabo un estudio sobre 638 pacientes que sufrían dolor de espalda crónico. A todos ellos, los dividió en tres grupos. Uno recibió tratamiento convencional; otro fue tratado por acupuntores "reales" y el tercer grupo, por falsos acupuntores. Los que se sometieron a acupuntura mejoraron respecto a los que recibieron tratamiento con fármacos convencionales pero sorprende que los resultados fuesen similares entre los que fueron tratados por acupuntores reales o por acupuntores falsos.

Ni dejar de fumar ni adelgazar
UNA GRAN EXCUSA. Tampoco existe ninguna evidencia científica de que la acupuntura resuelva adicciones.

La red es terreno abonado para que proliferen ciertas terapias: Aprende a huir de los falsos médicos