1. Si tienes el pelo seco: todos, hasta los cabellos grasos, necesitan hidratación, solo hay que saber aplicar el producto adecuado en el lugar adecuado, que generalmente suelen ser las puntas. Con esta mascarilla casera para el pelo seco conseguirás revitalizar de nuevo tu cabello.

Sigue estos sencillos pasos:

Ingredientes:
1 yema de huevo
1 taza de leche
½ cucharada de agua de rosas

Batir la yema de huevo en un tazón y agregarle la leche, batiendo de nuevo la yema y la leche. A continuación hay que agregar el agua de rosas y volver a batir. Cuando tengamos la masa homogénea, lo aplicamos generosamente sobre nuestro cabello, sobre todo en las puntas que es la parte más reseca y lo dejamos actuar durante al menos 20 minutos. A continuación, aclarar.

2. Si tienes el pelo dañado: el calor del secador, las planchas, el agua muy caliente? nuestro pelo acaba estresado y dañado. Con esta mascarilla casera para el pelo, tu cabello recuperará el brillo y la elasticidad perdidos.

Ingredientes:
1 aguacate maduro, con 1 cucharadita de miel y 2 cucharaditas de aceite de oliva

En este caso debes mezclar todos los ingredientes a la vez en un bol y batir bien. Cuando la masa esté homogénea, lo repartimos por todo el cuero cabelludo masajeando cuidadosamente y lo dejamos actuar durante 20 minutos. Los antioxidantes del aguacate nos ayudarán a recuperar el brillo perdido tan característico de los pelos dañados.

3. Si tienes el pelo encrespado: la humedad, los rizos mal definidos y el pelo fino no contribuyen a que tu pelo no se encrespe. Pero todo tiene solución y se llama mascarilla de aceite de argán.

Ingredientes:
aceite de argán y 1 cucharadita de miel

El aceite de argán es el mejor aliado para un pelo encrespado, y se puede utilizar tanto en una fórmula de mascarilla casera para el pelo como solo, de medios a puntas, con el pelo seco o mojado. En este caso mezcla el aceite de argán con la miel, bate y extiende en el pelo evitando la raíz (para no producir demasiada grasa). Deja actuar 15 minutos y aclara. Adiós pelo encrespado.

Y si eres un poquito perezosa y prefieres comprarlas hechas directamente, aquí te dejamos algunas ideas.