En ocasiones, más de las que nos gustarían, obtener un aumento de sueldo está fuera de cuestión, ya sea por la situación financiera de la empresa o sencillamente porque no llevamos el tiempo suficiente en ella como para que nos lo concedan. Pero eso no significa que no puedas conseguir que tus condiciones laborales mejoren. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para sentirte más recompensada en el trabajo, aunque no sea con dinero.

- Asume responsabilidades en temas que te interesen
Puedes pedir a tus superiores que te tengan en cuenta en aquellos proyectos que más interesantes te resulten. Ellos apreciarán tu iniciativa y para ti será una oportunidad de desarrollar tus destrezas al tiempo que dedicas tu tiempo a algo que te motiva de verdad.

- Pide mayor flexibilidad
En ocasiones, aunque no pueda recompensarnos con un aumento de sueldo, la empresa sí puede compensar nuestro esfuerzo otorgándonos mayor flexibilidad horaria. Puedes, por ejemplo, negociar para trabajar un día a la semana desde casa si ellos conocen ya que eres lo suficientemente responsable para hacerlo.

- Trabaja tu autonomía
Solemos dudar demasiado de nuestras propias capacidades, si puedes llevar a cabo una tarea según tu propio criterio demostrarás que eres no solo eficiente sino también resolutivo, algo que hará que se te tenga en cuenta para tareas importantes.

- Pide una cita cada cierto tiempo, por ejemplo cada seis meses, con tus jefes para hablar de tu situación, de tus aspiraciones profesionales, siempre teniendo en cuenta la situación general de la empresa. Un encuentro cara a cara siempre da mejores resultados y hará que te tengan presente cuando sean posibles mejoras o promociones.

Y si quieres olvidar por un rato los problemas del trabajo, regala o regálate este kit de Primeros auxilios para trabajadores estresados.