Incorporar más legumbres a tu dieta es un propósito positivo por muchas razones pero sobre todo porque aportan gran cantidad de nutrientes y porque son un excelente acompañantes para las proteínas animales. Además ayudan a bajar el consumo de carbohidratos.

Aunque las legumbres son buenos compañeras, también brillan con luz propia y pueden ser el centro de atención de un platillo ya que se mezclan muy bien con otros sabores.

Aquí te dejamos algunas recetas e ideas de lo más variadas para prepararlas y comerlas sin aburrirte:


Los aderezos, tu gran aliado

Este elemento puede ser la verdadera clave secreta de las legumbres, dependiendo de las estaciones puedes modificar el uso de aceites y emulsiones para darle un toque diferente a cada preparación. Atrévete a experimentar con vinagretas y sabores agridulces. ¡Inténtalo! 

1. Ensalada de garbanzos y atún
1/4

1. Ensalada de garbanzos y atún

Estos dos ingredientes al integrarse son un dúo dinámic y sabroso.


INGREDIENTES:

250 gr. de de garbanzos cocidos y escurridos

1 lata de atún

1 huevo duro

1 tomate

½ cebolla

Aceite, vinagre y pimienta (para aderezar)


PREPARACIÓN:
 

Corta la cebolla, el tomate y el huevo duro rodajas.

Mezcla en un bol los garbanzos y el atún, e incorpora los otros ingredientes que cortaste previamente.

Adereza a tu gusto, también pueden agregar unas hojas de cilantro cortadas que realzarán los sabores. 

2. Lentejas con calabaza y queso de cabra
2/4

2. Lentejas con calabaza y queso de cabra

Un giro interesante para preparar tus lentejas, puedes servirlas fría o tibia. 


INGREDIENTES:

100 gr de lentejas de Puy o variedad similar (ya cocidas)

250 gr de calabaza

1 cebolleta

1/2 pimiento verde y 1/2 pimiento rojo

50 gr de queso de cabra

 zumo de 1/2 limón, comino molido, cúrcuma, perejil, sal, pimienta negra, vinagre de jerez, aceite de oliva virgen extra (para aderezar).


PREPARACIÓN:

Pela y corta la calabaza en pequeños cuadritos, antes de esto asegúrate de precalentar el horno a 200° C.

Coloca en un bol la calabaza troceada e incorpórale un poco de aceite, comino, cúrcuma, sal y pimienta negra. Hornear durante 15 a 20 minutos. Saca del horno y deja enfriar.

En un recipiente que contenga las lentejas vierte los trozos de calabaza y mezcla todo.

Corta el pimentón en cuadritos y agrégalos.

Finamente, añade trozos de queso de cabra a la preparación y adereza a tu gusto. 

3. Remolacha y zanahoria con dip de garbanzos
3/4

3. Remolacha y zanahoria con dip de garbanzos

Es interesante saber que no necesariamente pueden consumir las legumbres en su forma original.


INGREDIENTES:

4 zanahorias medianas

3 remolachas grandes

Para el dip de garbanzos

300 grs. de garbanzos cocidos y escurridos.

Aceite de Oliva

Sal y pimienta


PREPARACIÓN:

Hierve las zanahorias y la remolacha por separado, luego ya frías pélalas y córtalas en julianas.  

Vierte los garbanzos en un procesador de alimentos y le vas incorporando poco a poco el aceite de oliva, la sal y la pimienta, mezcla hasta que quede homogéneo y de buena contextura.

Une las zanahorias y las remolachas y  sírvelas con una buena porción de dip para untar.

 

4. Montaditos de zucchini, tomate y judías
4/4

4. Montaditos de zucchini, tomate y judías

Esta preparación es un bocado refrescante de sabores.
 

INGREDIENTES:

2 zucchini grandes

3 tomates

350 grs. de judías blancas (cocidas)

Hojas de menta

Sal, pimienta negra, aceite de oliva

 

PREPARACIÓN:

Lava y corta los zucchinis en rodajas de 2 centímetros aproximadamente.

Aceita levemente una plancha precalentada a fuego lento y coloca las rodajas de zucchinis, dóralos a fuego lento asegurándote de que queden uniformemente cocidos de cada lado. Ya dorados salpimiéntalos.

Corta el tomate en rodajas.

Adereza las judías a tu gusto, o también corta unos daditos de cebolla para agregárselos.

Para servir coloca una rodaja de zucchini, una de tomate y otra de zucchini y sobre esta una pequeña porción de judías.

Finalmente, decora con algunas hojas de menta.