1. Sentadillas con cartas
Ancla bien los talones al suelo y sube y baja mientras tiras y recoges cartas de una baraja, una por una. No hay opción de trampa, para recogerlas el esfuerzo está asegurado. Mantén la espalda recta y el pecho alto. Cuidado con rodillas y lumbares.

 

 

2. Flexión de tronco
Túmbate boca arriba y apoya los talones en el suelo; mantén las piernas flexionadas o estiradas (a gusto) y lleva las manos atrás, a la altura de la cabeza. Flexiona el tronco hasta alcanzar los 45°. Ojo con las lumbares y vigila la tensión de los hombros.

3. Flexiones sin o con rodillas en el suelo
El apoyo se reparte en las manos y las puntas del pie. Si cuesta puedes apoyar las rodillas. Sube y baja el tronco. Vigila que los hombros estén por encima de las manos, y no por detrás. El pecho, adelantado, para no lesionar el hombro.

4. Fondos
Apoya tu cuerpo en manos y talones: las manos sujetas a una barra o step, los talones en el suelo. La colocación ha de ser vertical, con la espalda lo más cerca posible del step o la barra. Sube y baja prestando especial atención a hombros y codos.