El gazpacho lo tiene todo: es sano, rico en sabor, fácil de tomar en cualquier lado, refrescante para estos meses de calor... No es de extrañar que este plato esté en todas las cartas de los restaurantes durante la época estival ¡y que las batidoras tengan más trabajo que nunca! Para que no te canses de la receta tradicional del gazpaho, o simplemente, para que innoves en la cocina con recetas nuevas, te proponemos 4 fórmulas para hacer un gazpacho diferente ¡e igual de sano y sabroso!

De tomate, fresa y albahaca

Ingredientes

500 gr. de tomates maduros, unos 200 gr. de fresas, albahaca fresca, 150 gr de pan duro, 1 diente de ajo, 50 ml de AOVE. Agua y sal al gusto.

Elaboración

Pon el pan en remojo de agua (mejor si está fría) durante unos 20 min o hasta que esté blando. A continuación, escúrrelo y colócalo en el vaso de tu baditora. Lava los tomates y pártelos por la mitad (puedes quitar las semillas si prefieres) e introdúcelo en el vaso. A continuación, añade el ajo, la albahaca (se recomienda empezar con unas 5 hojas de tamaño medio e ir probando hasta obtener el gusto deseado). Mientras bates la mezcla añade poco a poco el aceite y las fresas. Por último, añade agua a la mezcla y sigue batiendo, de vez en cuando prueba la mezcla y cuando tengas el sabor y la textura deseadas... ¡ya estará listo! Nota: Tanto el pan como el ajo son ingredientes que puedes optar por eliminar de la receta si prefieres que la textura sea menos espesa o que el sabor sea más suave.

De sandía

Ingredientes

400 gr. de tomates, 400 gr. de sandía, 1 pimiento verde, 1 cebolleta, 1 diente de ajo, 50 ml de AOVE. Vinagre de Jerez y sal al gusto.

Elaboración

Esta receta es la más similar a la receta tradicional, y simplemente se añade a la mezcla la sandía. Para no encontrarte semillas en el resultado final, lo ideal sería quitarle a la sandía todas las que tenga, triturar los trozos y pasarlo todo por un colador. Una vez hecho esto, mezcla el resto de ingredientes con la batidora y añade la sandía hasta que quede la textura deseada. Antes de servir puedes decorar la mezcla con una hoja de menta o de albahaca, ¡quedará bien y le dará un toque de sabor a tu gazpacho!

De remolacha

Ingredientes

1 kg de tomates maduros, 50 gr de remolacha (previamente cocida), 50 gr de pan duro, 25 gr de cebolla, 25 gr de pimiento verde, 50 ml de vinagre de Jerez y 50 ml de AOVE. Sal al gusto.

Elaboración

Paso a paso: limpia los tomates, pártelos por la mitad y retira las semillas (se recomienda guardar en un bol el líquido sobrante de este primer proceso para utilizarlo más tarde). Trocea el pan y déjalo en el remojo de aceite y vinagre. A continuación, introduce en el vaso de tu batidora los tomates, la remolacha, el pan (remojado), la cebolla y el pimiento verde. ¡Dale al botón! Una vez triturado, si has reservado el jugo de los tomates, añádelo. En este paso hay quien prefiere eliminar las semillas del tomate con un filtrado previo, y hay quien prefiere dejarlos. Por último, prueba el gazpacho y corrige con agua si es necesario hasta obtener el sabor que te gusta. ¿Ya lo tienes? Filtra el gazpacho por un chino y elimina la piel del tomate, los grumos de pan, etc. Añade un toque de sal, ¡y listo!


Verde

¡Y muy detox!

Ingredientes

2 pepinos, 1 rama de apio, 1 pimiento verde, unas 8-10 hojas de albahaca fresca, 100 gr. de espinacas, 50 gr. de pan duro, 1 diente de ajo, 1 pizca de perejil para decorar, vinagre de Jerez, AOVE y sal (estos tres últimos al gusto).

Elaboración

Nota: a esta receta se le puede añadir aguacate si se desea una textura más espesa, y un poco de limón. ¡Recuerda que el gusto es personal e intransferible!