Los bocadillos son una excelente opción de comida para empezar el día y para hacer un pequeño tentempié por la tarde y así no llegar con tanta hambre a la cena. Seguramente, cuando piensas en un bocadillo te viene a la mente el jamón, el chorizo o el salchichón, pues bien, vamos a darte ideas vegetales para hacerlo mucho más sano.

Vamos a empezar por definir qué debe contener un bocadillo saludable. La nutricionista Montse Bradford explica que debe estar formado por 3 ingredientes: un pan de buena calidad, proteína y vegetales.


¿Qué proteínas no son de carne?


1. Paté de legumbres. ¿Te gusta el hummus? Genial, ya que es una excelente opción para rellenar un bocadillo. No lo compres preparado, se hace en un momento. Tritura un bote de garbanzos cocidos (bien lavados), un poco de tahini, limón, aceite de oliva, comino, una punta de ajo, sal, pimienta y agua al gusto. Puedes hacer el mismo paté con otras legumbres: lentejas, alubias, etc.

2. Crema de cacahuete. Suena americano, pero es un alimento que podemos encontrar fácilmente en tiendas. Vigila dónde lo compras, intenta que sea en una tienda de productos naturales. La marca Whole Earth utiliza solo cacahuetes ecológicos y elimina la sal y el aceite de palma de sus ingredientes. Consume la crema con moderación.

3. Paté de verduras. La elaboración es muy sencilla, parecida a la del hummus. Prueba, por ejemplo, el de berenjenas. Utiliza lo mismos ingredientes pero sustituye los garbanzos por berenjena asada al horno. Se puede hacer de champiñones o zanahoria. ¡Imaginación al poder!

4. Aguacate. Más fácil imposible. La textura pastosa del aguacate lo convierte en una excelente alternativa a la mantequilla. Puedes untarlo o cortarlo a trocitos.


Ideas de bocadillos

Bocadillo de hummus, tomate y cilantro, bocadillo de mantequilla de cacahuete y manzana, bocadillo de paté de berenjena y espinacas crudas o bocadillo de aguacate, canónigos y albahaca, bocadillo de paté de tomate con rábanos, etc.


Te enseñamos a preparar hummus, guacamole y babaganoush