Los bocadillos forman parte de nuestra dieta habitual ya sea en el desayuno o como solución rápida a una comida. Y ahora que hemos vuelto a incluir al bocadillo en nuestra lista de "alimentos saludables" tras haber desterrado los falsos mitos sobre el pan nos adentramos en el mundo de los sándwiches, emparedados, panecillos, mediasnoches… para proponerte estas 4 recetas de bocadillos sanos.

Bocadillo de queso fresco, aguacate y olivada

Un bocata muy mediterráneo, con tomate, queso fresco, aguacate y un poco de olivada negra –paté de aceituna negra– que es lo que le da más intensidad al resto de ingredientes. Se adereza con aceite de oliva virgen extra y un punto de sal. Con pan integral o de semillas todavía sabe mejor.

Bocadillo con huevo duro

Para darle un poco de frescor, le añadimos unas hojas de canónigos (o cualquier otro brote verde que tengamos), unas rodajas de tomate y también unas lonchas de aguacate. El pan recién tostado potenciará todos los sabores de este bocata tan completo nutricionalmente como apetitoso.

Bocadillo de pimiento asado y atún

Un bocadillo sencillísimo: cogemos pimiento asado (ya sea en escalivada o de conserva), ponemos atún al natural y las aceitunas que más nos gusten. Le añadimos el aceite de oliva al gusto y un punto de sal. Ya sea con pan de molde o con pan de barra bien crujiente, este bocadillo es ideal para saciar el hambre a cualquier hora.

Espinacas y hummus

El más exótico de los bocatas que te proponemos es una excelente manera de tomar verduras, legumbres y semillas en un solo bocado. Las espinacas en crudo son una estupenda fuente de vitaminas y fibra. El hummus (paté de garbanzos) aporta grasas monoinsaturadas y calcio. Su sabor no te defraudará.