Es habitual comprobar que en los rankings de los post más leídos en páginas webs, o en las estanterías de los best sellers de las librerías, se encuentran publicaciones relacionadas con la comida.

Sin duda, nuestra relación con los alimentos es determinante en nuestro día a día. Así lo aseguran en La alimentación es la cuestión. 42 claves para comer de manera inteligente donde arrojan datos tan curiosos como que, durante un solo día, nos vemos obligados a tomar hasta 200 decisiones relativas a la comida.

Las autoras de este libro, Melanie Mühl y Diana von Kopp, nos proponen –tal y como prometen en la portada- cuarenta y dos claves para despejar dudas, mitos o falsas creencias sobre lo que comemos.

¿Sabías que la comida que ingiere la madre durante el embarazo puede influir en los gustos del bebé? Sí, experimentos con zumo de zanahoria lo corroboran. 

Un aperitivo

Si todavía no te pica el gusanillo (de la curiosidad) en cuanto a la curiosa y valiosa información que puedes llegar a encontrar en las páginas de La alimentación es la cuestión. 42 claves para comer de manera inteligente, te ofrendamos un pequeño aperitivo.

No sólo aprenderás a racionalizar tu relación con la comida y la de los tuyos, también conseguirás desmontar mitos o abrirte los ojos respecto a preguntas que, aparentemente, no tenían respuesta.

¿Conoces el efecto Romeo y Julieta? Efectivamente, se trata de un amor prohibido para con la comida. Si no puedes comer chocolate, el chocolate se volverá más atractivo.

Otro efecto, en éste caso el placebo, es el protagonista de otro capítulo que viene a concienciarte sobre los impactos del marketing en la cesta de la compra o en la elección de la compra de una botella de vino para regalar. Sentirás la diferencia entre quedar bien y ser un ‘bienqueda’.

Además...

1. Tal y como apuntábamos arriba, el condicionamiento prenatal existe.

2. El gusto o disgusto por los sabores puede deberse a la genética.

3. Tener pareja NO engorda. Al contrario, los hombres suelen beneficiarse de las costumbres (habitualmente saludables) de su pareja. 

4. La misofinía tiene cura

5. Hay platos que NUNCA te gustarán...

6. ..., pero puedes llegar a acostumbrarte a otros

7. La comida al nivel del mar sabe mejor

8. El cuerpo sano no necesita desinoxicarse; el intoxicado no podrá dejar de estarlo por tomar un batido de color verde

9. Comer en un plato rojo reduce el apetito.

No queremos deconstruir el libro como si fuera una tortilla de patata en un restaurante minimalista, así que te invitamos a saborear cada capítulo y el buen sabor de boca se apodere de todos tus sentidos al conocer, por fin, el porqué comer chocolate te alivia el corazón.