Antes de enfundarte el chándal y realizar los ejercicios de pecho que te recomendamos, debes tener en cuenta que el pecho, como cualquier otra zona del cuerpo, exige unos cuidados básicos. No olvides, por ejemplo, que las dietas relámpago, en las que pierdes mucho peso en poco tiempo contribuirán a su flacidez, que debes usar siempre los sujetadores más adecuados a tu pecho y que debes hidratarlo a diario para que luzca saludable.

¿Qué ejercicios de pecho puedes realizar para tonificar esa parte del cuerpo tan sensual?

1. Sitúate frente a una pared y con las manos ligeramente más abiertas que los hombros, empújala como si pretendieras moverla. Mantén la contracción durante 5 segundos y descansa uno. Prueba a hacer 20 repeticiones diarias.

2. Haz 20 repeticiones de flexiones tradicionales. Si tienes dificultades, puedes mantener las rodillas en el suelo o hacer menos repeticiones (5).

3. La natación es uno de los pocos deportes que actúa como masajeador y tonificante del pecho. Si puedes escaparte a la piscina, tu cuerpo lo agradecerá.

4. Eleva los brazos a la altura del codo y aprieta una mano contra otra. Sostén la contracción pectoral durante 5 segundos y descansa uno. 20 repeticiones.

5. También funcionan los ejercicios de pecho en movimiento. Extiende los brazos y cruza las manos (movimiento tijera) o con los brazos en cruz, mueve las manos en círculos.

Descubre el especial 'stop pecho caído' en el número de febrero de la revista Objetivo Bienestar.