1. DEFINE CLARAMENTE LOS OBJETIVOS PRÓXIMOS y no te preocupes tanto por los objetivos lejanos. Intenta estimar y considerar el tiempo que la tarea y sus partes puedan requerir.

2. ELIGE EL TIPO DE TAREA CON LA QUE EMPEZAR EL PROYECTO e identifica los mejores momentos del día para realizar ciertas tareas. Si es necesario haz listas u otras estrategias que permitan verificar y situar el trabajo realizado

3.AUMENTA LA ASERTIVIDAD y aprende a decir no. Algunas de las tareas que nos cuesta realizar tiene que ver con que no las hemos elegido y son en cierta manera impuestas por otros.

4.DIVIDE EL TRABAJO EN TAREAS PEQUEÑAS Y CONCRETAS. Al hacer las tareas más pequeñas son más fácilmente abarcables y las posibilidades de terminarlas con éxito son mayores.

5.BUSCA RECOMPENSAS EN CADA AVANCE. Establece una recompensa agradable para cuando termines. Elige algo que realmente te apetezca, te relaje y no suponga ningún esfuerzo.

Si te cuesta cumplir tus objetivos en el trabajo, sigue estos consejos