Los propósitos de año nuevo suelen quedar en nada. Puede que el problema resida tanto en la falta de constancia al llevarlos a cabo como en los propios retos que nos marcamos. Tener una guía y rutina para cumplir tus metas del 2017 te ayudará a no abandonar la lista de propósitos antes de tiempo. Otra buena práctica es dejar las grandes hazañas para los héroes y empezar pasito a pasito por estas propuestas más sencillas e igual de beneficiosas.

1. Tomar un vaso de agua al levantarte: En lugar de centrarte en perder peso, empieza por cambiar pequeñas rutinas como ésta. El agua en ayunas hidrata el cuerpo y lo prepara para la ingesta de alimentos.

2. Cambia el autobús por un paseo: No te propongas correr una media maratón a final de año, lo mejor es optar por metas más sencillas, como subir las escaleras andando o bajarte un par de paradas antes para terminar el camino a casa a pie. Lo notarás. 

3. Toma el café fuera sólo los días alternos: Para empezar a ahorrar un poco, evita pequeños gastos de tu día a día que realmente no son necesarios. El café de Starbucks y los menús del restaurante de al lado de la oficina puedes cambiarlos por un tupper y un desayuno en casa.

4. Di más veces "te quiero": Porque hay muchas personas a las que quieres, hazlo saber diciéndoselo más a menudo. Te sentirás bien y harás que lo demás también se sientan mejor.

5. Respira: Al menos una vez al día, tómate unos minutos para respirar profundamente. Coge el aire por la nariz, llévalo al abdomen y suéltalo por la boca. Oxigenar tu cuerpo te ayudará a relajarte y a sentirte mejor.