La FAO ha marcado el 2016 como el Año Internacional de las Legumbres y su elección se basa por un lado en su alto valor nutricional pero también en su papel a la hora de favorecer la agricultura sostenible y una alimentación más asequible para toda la población. Si con todo, no es suficiente y necesitas más motivos para convencerte de que este alimento debe ser protagonista principal de tu dieta, toma nota de estas 5 razones para consumir legumbres.

1.Excelente fuente de proteína

Las legumbres poseen de 19 a 36 g de proteínas por cada 100g de alimento. Además, la proteína que contienen es de buena calidad, similar a las de origen animal, pero con menos aminoácidos azufrados. Por ello, los tradicionales potajes de nuestra gastronomía son un claro ejemplo de complementación ya que incluyen cereales, que contienen esos aminoácidos que les faltan, mejorando la calidad de la proteína consumida.

2.Ricas en hidratos de carbono

Las legumbres contienen una importante cantidad de hidratos de carbono de digestión lenta y, por ello, las legumbres son consideradas alimentos de bajo índice glucémico, ya que liberan glucosa a la sangre paulatinamente. Esto evita que los picos de glucemia aumenten rápidamente y a la vez nos den la energía que necesitamos durante el día.

3.Mucha fibra y poca grasa

Son fuente de fibra soluble e insoluble, por lo que mejoran tanto el tránsito intestinal como muestran beneficios frente al cáncer de colon. Las legumbres, como guisantes, lentejas, frijoles, y alubias entre otros, ofrecen al menos la mitad de la cantidad diaria recomendada de fibra dietética (más incluso que algunas frutas y verduras), y en menor medida, la soja, garbanzos y frijoles blancos. En cambio, tienen un muy bajo contenido en grasa (3 g/100g) y, obviamente, al igual que el resto de los alimentos de origen vegetal, no contienen colesterol.

4.Minerales

Entre los minerales presentes en las legumbres destaca el calcio, el magnesio, el potasio, el fósforo, el cinc y el hierro, estos dos últimos de peor absorción que el de los alimentos de origen animal. En vitaminas, es interesante su contenido en las del grupo B, como B1, B3, B6 y en ácido fólico.

5.Sostenibilidad

En relación al coste económico por nutriente, obtener nutrientes desde las legumbres (proteínas, fibra, vitaminas y minerales) suele ser más económico que obtenerlo de otros alimentos, especialmente los de origen animal. Así, por ejemplo, obtener un gramo de proteína a través de las lentejas, es aproximadamente el doble de barato que obtenerla del huevo o del pollo, y en cuanto al hierro, es tres veces más barato el de las lentejas que el del huevo y cinco veces más que el del pollo.

Y si hablamos de “huella ecológica”, de eficacia energética, las diferencias son mucho mayores (entre 3 y 20 veces más).

¿Quieres saber más sobre las legumbres? Durante el mes de octubre podrás conocer sus propiedades y beneficios y descubrir recetas y consejos para prepararlas a través del portal Atresmedia y es que octubre... ¡es el mes de la legumbre!