Son jugosos y económicos: los melocotones son perfectos para degustarlos solos, como postre, o entre comidas, pero en esta ocasión proponemos cinco preparaciones en versión salada que gustarán a todos:

1. Ensalada rápida con melocotón, lechuga, queso y palitos de cangrejo, entre otros.

2. Lomo de cerdo con melocotones e higos, dos frutas veraniegas perfectas para acompañar la carne.

3. Lubina con salsa de melocotón: un plato suave para digestiones sin complicaciones.

4. Un plato elegante y sencillo: carpaccio de gambas y melocotón.

5. Y, no podía faltar en esta época, un gazpacho de tomate y melocotón.