La sopa no tiene por qué ser tradicional, hay muchos tipos de sopa distintos, sin ir más lejos la popular sopa de miso.

Como bien habrás podido imaginar existen multitud de combinaciones que aportan muy distintos beneficios al organismo. Además, en invierno resultan un alimento muy agradable para entrar en calor los días en los que el mal tiempo se empeña en calarnos hasta los huesos.

Si esto no fuera suficiente para convencerte, la sopa es una comida que disminuye la ingesta de otros alimentos, así como la carga calórica y, además, disminuye el apetito. El consumo de sopa reduce el consumo de otra fuente de calorías hasta un 20 por ciento.

Aquí tienes cinco recetas con sus cinco beneficios para la salud que se alejan de la tradicional compuesta únicamente de caldo de verduras o pescado y la sémola de estrellitas, puntos o letras. 

 

Sopas detox saludables