Madrid: ¿que la capital de España no puede ser un destino romántico? Cultura, ocio, restaurantes de moda, paseos, arte y todo lo que puedas imaginar en la nueva ciudad que nunca duerme. Vosotros si podéis dormir, o hacer lo que queráis, en cualquiera de los sexy-hoteles que la cadena Room Mate tiene repartidos por la capital, uno de los más chulos es Óscar, desde cuya terraza se obtienen algunas de las mejores vistas de Madrid y algunos de los momentos más inolvidables perfectos para una escapada romántica.

 

 

Cádiz: hay pocas cosas más mágicas que vivir un atardecer en la playa de La Caleta, la más gaditana de todas las de Cádiz. Bueno, en realidad es que hay pocas cosas tan mágicas como una visita a la mismísima ciudad de Cádiz, a un paseo por el Barrio la Viña, unos chicharrones con una copa de Fino en Casa Manteca o un brunch en el Café Royalty, el único gran café romántico que se conserva en España.

Ezcaray: si hay un lugar en el mundo donde se coma, se beba y se duerma bien, ese es Ezcaray. Este pequeño y encantador pueblo de La Rioja es perfecto para una escapada romántica, ya que además cuenta con interesantes, y económicos, alojamientos como Casa Masip, un encantador hotel de tan solo 12 habitaciones y mucho amor en cada esquina. ¿No es esto lo que estábamos buscando?

Sitges: los que piensen que un destino de playa no nos sirve para una escapada romántica por San Valentín, que dejen de leer. La preciosa ciudad de Sitges es siempre un buen plan, ya que además de ser un destino de sol y playa, es una ciudad con una agenda cultural 365 donde siempre, pero siempre, sucede algo. Alójate en el Dolce Sitges y déjate mimar, no sólo por tu pareja, sino también por todo el amable staff del hotel.

Begur: si hablamos de escapadas románticas, Begur no podía faltar en este plan de viaje. Se trata de un pequeño y encantador pueblo, todo un refugio donde olvidarse del mundo, esconderse con tu pareja y sencillamente disfrutar en el mismísimo corazón de la Costa Brava. El hotel Aiguaclara es perfecto para lograr toda nuestra lista de objetivos y donde además tienen preparada una irresistible propuesta para enamorados como tú.

Roma: a poco más de una hora de avión y en una de las calles más concurridas de Roma nos espera el hotel Westin Excelsior, justo en el corazón de la Vía Veneto. Un capricho de hotel cuya famosa cúpula ocupa una de las suites más grandes de Europa, motivo, claro, de enamoramiento profundo. No hay que dejar de probar el delicioso tiramisú de Etabli un monísimo restaurante perfecto para enamorados.

Bonus track: ¿quieres más ideas de escapadas para San Valentín? Encontrarás muchas más en el número de febrero de la revista Objetivo Bienestar o en cualquiera de nuestras propuestas viajeras para desconectar.