Por mucho que los medios de comunicación y las grandes cadenas comerciales parezcan empeñados en convencernos de que si no tenemos pareja en San Valentín lo mejor que podemos hacer es quedarnos en el sofá lamentando nuestra soledad, la verdad es que puede ser una excelente ocasión para demostrarnos lo mucho que nos queremos. Estas son algunas ideas para que pases un San Valentín divertido, en el que disfrutes de tu soltería.

  1. Estar soltero no significa estar solo. Queda con tu grupo de amigos solteros y salir a bailar, verás que no sois los únicos que han querido huir de la obligación de pasar el día a dos.
  2. Si no te apetece salir, otra opción es quedar con algunos de tus mejores amigos en casa y hacer un maratón de películas de risa. La vida te parecerá seguro mucho mejor después.
  3. Cuídate. Hoy es el día perfecto para premiarte con un masaje o una visita a un spa. Disfruta de la relajación, de la serenidad y del placer de ser dueña de tu tiempo.
  4. Una de las cosas que las personas en pareja envidian más a los solteros es el poder ligar, así que aprovecha tu privilegio. Algunas de estas apps pueden serte de mucha ayuda.
  5. Disfruta de la naturaleza. Sal de excursión, sola, con amigos o con la familia, como prefieras. Dar un largo paseo o un tour en bicicleta te aportará tanto los beneficios del ejercicio como del contacto directo con la calma y la belleza de los paisajes naturales, tus sentidos te lo agradecerán.
  6. Visita una exposición que tengas pendiente, ves a un concierto, haz algo diferente. Y si no se te ocurre nada, el libro Cosas no aburridas para ser la mar de feliz te da un montón de buenas ideas.
  7. Pasa un día especial con tus padres. San Valentín es el día de los que se quieren, por eso puedes estar con ellos y organizar un día perfecto con ellos. Si prefieres, puedes hacer un plan entre hermanos, sobrinos, primos, algún familiar con el que tengas muy buena relación.
  8. Ordena tu casa. Puedes hacer todo lo que siempre vas evitando y dedicar el día a dejar tu casa como una patena y perfectamente ordenada. 
  9. Prepárate tu cena preferida. Ves a hacer la compra con todo lo que necesites y pásate las horas necesarias en la cocina para preparar esos platos que te salen tan bién. Invita a alguna amiga o familiar a disfrutar contigo de tus platos estrella.

San Valentín es la oportunidad perfecta para enamorarte de nuevo de ti misma, o para hacerlo por primera vez si nunca lo has estado. No hace falta que te rodees de gente, por mucho que los quieras, si no quieres o no te apetece. Este día también puede ser para la reflexión, la aceptación y el autocuidado por eso, a lo mejor, para ti en este día el mejor plan es una comida deliciosa, una buena copa de vino, tu película favorito y, por qué no, una sesión con alguno de tus vibradores favoritos o un genial estimulador de clítoris y, así, disfrutar de tu 'masturdating'.