Sopa de espárragos
Es perfecta para combatir la bajada de las temperaturas y ayudar al organismo a depurar toxinas. El espárrago aporta proteínas, fibra, potasio y vitaminas A C. Es bajo en calorías por lo que puede incluirse en una dieta para perder peso.

Sopa de verduras con jengibre
El jengibre es una de las plantas más populares en la medicina tradicional china. Es antiinflamatorio, expectorante y facilita la digestión. Al añadirlo a tus sopas de verduras, aumentas el poder curativo de los alimentos verdes.

Crema de calabaza
Puede decirse que es la crema de la temporada. La calabaza aporta nutrientes imprescindibles para ayudar al organismo a reforzar sus defensas. Es rica en potasio, calcio, hierro y zinc. Entre sus vitaminas destaca la A (perfecta para la piel), del grupo B (muy buenas para mantener un buen estado de ánimo) y C (estimula la actividad del sistema inmunológico).

Sopa de cebolla y ajo
El ajo tiene muchas propiedades medicinales. Es magnífico desinfectante, alivia los dolores reumáticos, y es un poderoso antibiótico natural. Además, contiene vitaminas A, B y C. La cebolla, por su parte, es también desinfectante, expectorante y diurética. Cocida ayuda a regular las funciones intestinales.

Sopa de cebolla, jengibre y tomillo
El tomillo es antiespasmódico, antiséptico, digestivo y tonificante. Además desinfecta y depura por lo que combinado con las propiedades de la cebolla y el jengibre resulta ideal para aliviar los síntomas del resfriado y la gripe.

Crema de castañas y setas
Una crema muy nutritiva y deliciosa rica en hidratos de carbono por las castañas y con propiedades curativas gracias a las setas ricas en vitaminas y minerales. Por ejemplo, destacan las vitaminas del grupo B que ayudan a controlar el estrés así como participan en la estimulación de las defensas. Sin embargo, no conviene abusar de las setas por su contenido en metales pesados.

Descubre la manera más fácil de preparar cremas y sopas: Más que sopas de Philips.