Ya tenemos suficientes motivos a diario para estresarnos como para que la casa no sea un refugio en el que nos encontremos a salvo también de los traicioneros nervios. Tu casa juega un papel fundamental en tu estado de ánimo y bienestar mental. Haz una pausa y piensa: ¿estoy a gusto en mi casa? ¿Es realmente bonita y práctica? ¿Me genera estrés al entrar?

Es posible que la casa se convierta en un santuario donde relajarte y despreocuparte, pero en ocasiones, sin ser demasiados conscientes, el lugar en el que vivimos puede seguir alimentando el estrés debido a la decoración, la colocación de los objetos, la tecnología, los colores o la limpieza.

Apúntate a un hogar stress free o, lo que es lo mismo, libre de estrés y ansiedad. Un entorno bien organizado y pensado, es una fuente importante de paz. Una vez que conozcas las claves, lo único que debes hacer al llegar a casa es disfrutar de ella, descalzarte y respirar. Estarás en tu refugio.


Objetivo: desahacerte de las fuentes de interferencia

Para lograr una casa relajante es importante conocer las fuentes de interferencia y así anularlas. Con ello, conseguirás vivir mejor. Y aunque no hay una receta perfecta para conseguir un hogar libre de estrés, hay algunos consejos que funcionan. A estos que te contamos seguro que puedes añadir alguno que a ti te funciona, que si te paras a pensar sabes que ese gesto, te libera de estrés.

Una buena bienvenida
1/7

Una buena bienvenida

El recibidor de tu casa tiene que hablar de ti. Desde aquí debes respirar el aroma de la tranquilidad. Necesitas un espacio ordenado, sin trastos, confortable y cálido, que sea muy tú para que te abrace nada más entrar. ¿Buscas inspiración? Estas 10 ideas pueden ayudarte.

Si además huele bien, será la mejor terapia antiestrés. ¿A qué te gustaría que oliese tu casa? ¿Un aroma que evocase la tierra mojada? ¿Que huela a mar? ¿A rosas frescas? Hazte con el ambientador que te transporta.  

Sensación de amplitud
2/7

Sensación de amplitud

Evita atiborrar las habitaciones. Está demostrado que cuanto mayor es la sensación de espacio, más cómodos nos sentimos. No se trata de que apuestes por el minimalismo, sino que evites objetos innecesarios, estantes repletos de cosas, paredes que se vienen encima, colores estridentes que anulan la sensación de espacio

La distribución del mobiliario tiene un papel principal en este aspecto. Intenta adosar los muebles a las paredes y dejar la zona central despejada, con espacio suficiente para pasar y circular. La funcionalidad de una casa hace que sea más fácil vivir en ella.

Cuida la iluminación
3/7

Cuida la iluminación

A todos nos encantaría gozar de una casa muy luminosa, pero no siempre es posible. Se trata de sacar partido a la luz natural que reciba tu hogar. Deja que se cuele durante las horas de sol con visillos ligeros (el sol nos recarga de energía). Y por la noche, cuida la iluminación artificial con una luz cálida (denominada “amarilla”) con lámparas que proyecten una luz adecuada a través de la pantalla.

La iluminación debe ser más intensa durante la mañana y la tarde y suave en la noche. Así el cuerpo se relaja y prepara para acostarse. Un truco que funciona: piensa en iluminar lugares, zonas o rincones; no habitaciones enteras. ¡Acertarás!

'Bye bye tecno'
4/7

'Bye bye tecno'

Lo de hacer detox digital no quiere decir que prescindas de cualquier aparato electrónico en tu vida. Sino que apartes de tu dormitorio los dispositivos y que evites el uso del ordenador o del móvil justo antes de dormir. Será imposible que te relajes y te preparares para conciliar el sueño si andas repasando las redes sociales hasta el último momento. 

Tu rincón, para ti, a tu medida
5/7

Tu rincón, para ti, a tu medida

Es posible sea cual sea el tamaño de tu casa. Se trata de ese sitio especial en el que te sientes cómoda, a gusto. Puede ser un rincón de lectura, el espacio donde coses o pintas, tu dormitorio porque en él meditas… 

Orden, limpieza y renovación
6/7

Orden, limpieza y renovación

Un básico. Para liberar del estrés a tu casa y para garantizar tu salud mental, es necesario que esté organizada. Ya lo sabes, el orden es primordial para lograr el equilibrio y sentirte bien. El caos solo te amenaza. Saber dónde localizar las cosas y no encontrar fuera de su sitio nada te ayudará a estar tranquila.

Y en ese orden, es fundamental hacer una limpieza de cosas viejas cada cierto tiempo. Se dice que los objetos antiguos que no se usan atraen la mala energía. Pero aunque no creas en esto, lo que está claro, es que los artículos viejos que ya no usas han cumplido su función y debes deshacerte de ellos.

Plantas, por prescripción psicológica
7/7

Plantas, por prescripción psicológica

Algunos estudios han puesto de manifiesto que las plantas ayudan a disminuir el nivel de estrés. Incorpora algunas variedades de interior que te pongan en contacto con la naturaleza. Su presencia crea sensación de alivio y se disminuyen los pensamientos y sentimientos negativos.