Dormimos para estar poder mantenernos despiertos. Sin más. Por eso, es tan importante tener una buena higiene de sueño y no perder de vista que sentirse cansado nunca debe considerarse normal. ¿Cómo mejorar el sueño?

1. Rutina
Ir a la cama a la misma hora cada noche y levantarse a la misma hora todas las mañanas, incluso los fines de semana ayuda a regular el sueño y mantener el reloj biológico estable.

2. Evita los estimulantes
La lista de acciones desaconsejadas antes de ir a dormir es infinita. Van desde fumar (la nicotina es un estimulante) hasta el ejercicio. Practicar deporte ayuda al descanso siempre que se haga un mínimo de cuatro horas antes de ir a la cama.

3. Evitar la cafeína
Como referencia, se desaconseja tomar café después de las 15 horas.

4. Tiempo de relajación
El sueño, desafortunadamente, no es un interruptor que podamos prender cuando nos venga en gana. A nuestro cerebro le ayuda seguir unas pautas antes de ir a dormir. El cuerpo se va relajando y él se hace a la idea de que es hora de ir a la cama.

5. Evitar la tecnología
A la cama se va a dormir. Las tecnologías, ya sean Smartphone, televisor o radio, impiden que el cerebro desconecte.

6. Remedios naturales
Hay ciertos olores, como la lavanda o la manzanilla que ayudan a relajar el cerebro y a tener un sueño más profundo. Mezclar unas gotas de aceite esencial y el agua en una botella de spray y darle a su funda de almohada un chorrito.

7. Aleja a tu mascota
Especialmente en invierno, cuando ellos también buscan el calor humano, los perros o los gatos pueden interrumpir el sueño constantemente.