Las gafas de sol se han convertido en un complemento imprescindible para nuestros looks y no dudamos en incluirlas en la maleta cuando viajamos. A pesar de ello, no somos conscientes del papel fundamental que juegan en nuestra salud visual. Al viajar a lugares soleados, la mayoría de las personas lleva consigo crema solar, pero no reparamos en los daños que los rayos del sol pueden causar en nuestros ojos.

Los viajes están pensados para disfrutarlos y desconectar del estrés y la rutina diaria, por eso, no debemos dejar que nada los arruine. Para explotar al máximo los días de descanso, presta atención a los consejos de Alain Afflelou sobre la elección y el uso de las gafas de sol:

1. Usa siempre gafas de sol en el momento de exposición solar. Las gafas deben ser homologadas y haber sido compradas en un establecimiento especializado con la supervisión de un experto.

2. La elección de las gafas es muy importante: Revisa que siempre cuenten con lentes con filtros UV.

3. No te expongas al sol en las primeras horas de la mañana y en las últimas horas de la tarde sin unas gafas de sol homologadas. Los principales efectos de la radiación solar sobre la vista se producen al amanecer y al atardecer, en el momento en el que el sol está más bajo y sus rayos inciden de manera directa sobre los ojos.

4. Utiliza gafas de sol siempre, aunque el día este nublado. En días con nubes el índice de UV sólo se atenúa ligeramente (de un 1,0 baja al 0,9), y los rayos solares causan daños de igual forma.

5. En la playa es más prioritario aún proteger los ojos ante el sol ya que la arena blanca refleja hasta el 15% de la radiación solar.

6. Muy importante: nunca debes mirar directamente al sol, es fundamental para el cuidado de tus ojos.

7. Además de las gafas de sol, Alain Afflelou recomienda usar sombrero, gorra o visera para mayor protección ante la radiación solar.