Un snack con un alto contenido en proteínas te aportará la energía que te hace falta en momentos clave o puede ser el sustitutivo saludable de esas galletitas/azúcares con los que intentamos matar el hambre un par de horas antes de nuestra comida principal. Por eso queremos proponerte 11 sencillos tentempiés, muy fáciles de preparar, para esos "momentos de emergencia".

1. Semillas de calabaza: un puñadito de pipas de calabaza contiene unos 14 gramos de proteínas, así que serán tu mejor aliado antes de cualquier sesión de ejercicio.

2. Edamame: si eres fan de la comida asiática, seguro que ya conoces este snack. Se trata de las vainas de sojas hervidas y servidas enteras sólo con un poco de sal. Se pueden encontrar también sin la vaina y tostadas. Una taza contiene hasta 17 gramos de proteínas.

3. Sandwich Deli: Un poco de pavo ahumado, con una loncha de queso y pimienta, entre dos panecillos integrales o de semillas constituyen el perfecto tentempié para pasar la tarde sin ganas de picar debido a las proteínas que contienen el pavo y el queso. Para un toque extra de salud, añade una rodaja fresca de lechuga o tomate.

4. Queso con nueces: el snack de los gourmets por excelencia. Corta un par de trozos de queso y acompáñalos con un par de panecillos tostados integrales y unas nueces.

5. Palitos de tofu: este derivado de la soja rico en proteínas se puede convertir en un sano tentempié si en vez de freírlo lo hacemos al horno.

6. Leche chocolateada: no, no nos hemos vuelto locos. Un vaso o mini brick de esta bebida es una gran fuente de aporte proteínico, sobre todo después de haber trabajado duro en el gimnasio.

7. Lentejas: ¿LENTEJAS? A ver, no nos referimos al puchero de lentejas que hace tu madre y que además lleva chorizo. Lo mejor es que las tomes en ensalada para completar el bajo aporte de proteínas que estas suelen tener.