Es casi imposible de pelar y nunca entiendes si en realidad estás comiendo la parte comestible. Sin embargo, es un alimento muy rico y versátil que podrás preparar al horno, con arroces, o incluso, como nos propone Aneto, en caldo, una opción ligera de tomar alcachofa y rica en nutrientes.

Ya sea frío o caliente, este caldo incluye todo lo bueno de la alcachofa y agrega un extra de fibra con los espárragos verdes, cebolla, hinojo, jengibre y sin sal. Es perfecto dietas hipocalóricas e hiposódicas.
 

Pero antes de lanzarnos a su preparación. ¿Por qué deberíamos decantarnos por esta verdura? Marta Vergés en su libro Cómete el tarro (Planeta) nos detalla sus múltiples beneficios.
 

  • Es una gran depuradora del hígado, el mayor filtro del organismo.
     
  • Estimula la producción de bilis y elimina grasas.
     
  • Sus propiedades digestivas la hacen ideal para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar.
     
  • Su alto contenido en fibra ayuda a regular el estreñimiento, pero curiosamente también las diarreas.
     
  • Es uno de los mejores vegetales cuando se lleva a cabo una dieta de reducción de calorías.
     
  • Tiene propiedades diuréticas, elimina la retención de líquidos del cuerpo y de toxinas, lo que la hace perfecta para tratar dolencias de gota, de artritis, enfermedades hepáticas, problemas circulatorios, y para reducir grasas en caso de obesidad.
     
  • Combate el colesterol y regula la tensión alta.
     
  • Alivia las molestias del estómago y existen incluso estudios que demuestran que, gracias a los ácidos cafeico, pantoténico y los flavonoides que contiene, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer. 
     

Si este verano quieres disfrutar de todos estos beneficios y del sabor inigualable de la alcachofa pero mantenerte lejos de la cocina puedes rendirte al caldo ecológico de alcachofa de Aneto. Este caldo saciante te ayudará a cuidarte y nutrirte pero siempre con una sensación de ligereza que es lo que más nos pide el cuerpo en verano. 

Es una auténtica inversión para tu salud que tu cuerpo agradecerá pero, además, sin quitarte tiempo y es que este este caldo se puede tomar con cuchara o se puede beber con lo que nos permite tener la comida lista en un instante o disfrutar de un fresco y sano tentempié cuando el hambre acecha. 
 

Receta caldo alcachofa Aneto bebible