1.- Bebe agua
El agua es uno de los mejores alimentos que existen. Gracias a ella se mantienen funciones de nuestro organismo. Podríamos pasar varios días sin comer. Pero sin agua nos moriríamos. Beber agua con un chorrito de limón en ayunas tiene una gran acción depurativa. Entre seis y ocho vasos el resto de la jornada te ayudarán a eliminar toxinas.

2.- Desayuna cereales integrales
Los hidratos de carbono complejos como los cereales integrales mejoran el tránsito intestinal y combaten el estreñimiento gracias a la cantidad de fibra que contienen. Un aparato digestivo limpio y sano mejora la salud general y previene enfermedades.

3.- Incluye el té en tu dieta
Además de ser un excelente antioxidante, el té verde en especial mejora la acción depurativa de tu cuerpo. Ayuda a regular el colesterol, se absorben menos grasas y se excreta el exceso.

4.- La pasta y el pan, integral
Evita los refinados y decántate por los alimentos integrales. Conservan todas las propiedades de los granos enteros y añaden más fibra a la dieta. Además, se digieren más lentamente, con lo que se mantiene un nivel constante de glucosa. Esto hace que disminuya la sensación de hambre y se evita comer en exceso.

5.- Añade aguacate en tus ensaladas
Los alimentos verdes son esenciales para gozar de buena salud y ayudar a la función depurativa del cuerpo. Además, según los estudios, comer siete productos de este tipo al día aleja hasta en un 40 por ciento el riesgo de enfermedad. El aguacate contiene muchas vitaminas, entre ellas la E que es antioxidante. También ácidos grasos buenos como los omega 3, esenciales para controlar el colesterol.

6.- Hazte un masaje detox
Están de moda y son realmente eficaces para mejorar la función depurativa del cuerpo. Se realiza a través de un drenaje linfático con movimientos circulares y suaves que recorren el sistema linfático para favorecer la circulación y el movimiento de la linfa, que se encarga de arrastrar los residuos y se eliminan a través de la orina.

7.- Di adiós a los malos hábitos
El alcohol e incluso el exceso de cafeína pueden acumular toxinas en tu hígado. Y esto impedirá que funcione correctamente. Puedes dañarlo hasta causar enfermedades graves. Y ¿qué más se puede decir del efecto nocivo del tabaco? Es uno de los mayores agresores de nuestro cuerpo. Eleva el nivel de toxinas y se refleja en el aspecto de la piel.

8.- Haz ejercicio físico
No hay nada mejor para ayudar a depurar tu cuerpo que evitar el sedentarismo y activar la circulación haciendo ejercicio físico. No es necesario pasarse al deporte de alto rendimiento. Basta con incorporar una actividad suave como caminar o montar en bicicleta de forma constante en nuestra vida diaria. Entre 30 y 45 minutos cuatro veces por semana serán suficientes para empezar.