La práctica del mindfulness es una de las mejores herramientas para aliviar el estrés. El libro Vencer el estrés con mindfulness de Shamash Alidina analiza los motivos por los que esta técnica milenaria reduce el estrés.

Por cierto, puedes aprender técnicas de mindfulness aquí.

1. Adquieres más conciencia de tus pensamientos, lo que te permite distanciarte de ellos y no tomártelos tan al pie de la letra. De ese modo, tu respuesta de estrés no llega a producirse.

2. No reaccionas inmediatamente ante una situación, sino que te tomas una pausa y utilizas tu «mente sabia» para hallar la mejor solución. El mindfulness te ayuda a ello mediante los ejercicios de atención plena.

3. El mindfulness pone en marcha tu modo mental «ser», que se asocia con la relajación. El modo mental «hacer» se asocia con la acción y la respuesta de estrés.

4. Eres más consciente de las necesidades de tu cuerpo y sensible a ellas. Es probable que notes antes el dolor y puedas emprender así las acciones oportunas.

5. Eres más consciente de las emociones de los demás. A medida que aumenta tu inteligencia emocional se reducen las probabilidades de conflicto.

6. Aumentan tus cuidados y tu compasión hacia ti mismo y hacia los demás. La mente compasiva te calma e inhibe tu respuesta de estrés.

7. La práctica del mindfulness reduce la actividad en una parte del cerebro denominada «amígdala». La amígdala es fundamental para activar la respuesta de estrés, de manera que tu nivel base de estrés se reduce.

8. Tu capacidad de concentración mejora. Trabajas con mayor eficacia, lo que incrementa tu sensación de bienestar y, por lo tanto, reduce la respuesta de estrés. Tienes más probabilidades de «entrar en la zona» o de «fluir», según lo llama Mihály Csíkszentmihályi en el campo de la psicología.

9. Puedes cambiar tu actitud hacia el estrés. En lugar de limitarte a ver las consecuencias negativas de sentirte estresado, el mindfulness te ofrece el espacio para pensar de manera distinta acerca del estrés en sí mismo. Observar cómo el aumento de la presión te aporta energía ejerce un efecto positivo en tu cuerpo y tu mente.