Las alergias son una respuesta natural de nuestro sistema inmunológico ante una sustancia que, en general, no causa ningún tipo de reacción en otras personas. Con la llegada de la primavera, a partir del 21 de marzo hasta el solsticio de verano, que suele ser el 21 de junio, se produce la polinización de la mayoría de especies alergénicas, como el plátano de sombra o las gramíneas.

En nuestro país hay más de 16 millones de personas que padecen alguna alergia, lo cual corresponde al 33% de la población y, entre ellos, la mitad son alérgicos al polen. Por si fuera poco, se ha registrado un aumento de casos en los últimos 10 años, cuyo culpable se piensa que es el efecto del cambio climático y la contaminación sobre el polen.

Evita el contacto con el polen

Para paliar los síntomas de la alergia al polen es imprescindible prevenir el contacto con el alérgeno. Para ello, puedes seguir estas precauciones:

  • Evita, en la medida de lo posible, las actividades al aire libre, sobretodo a primera y última hora del día, ya que estas son las horas en las que hay una mayor concentración de polen en el aire.
  • Cuando salgas a la calle, ponte las gafas de sol. Así evitarás que te entre polen en los ojos y cause irritaciones.
  • Cuando vuelvas a casa, es recomendable ducharte y cambiarte de ropa, ya que el polen se puede depositar sobre el pelo y la ropa.
  • Cuando pongas una lavadora y vayas a secar la ropa, evita ponerla al aire libre para evitar que se acumulen restos de polen sobre ella.

Infusiones que aliviarán tu alergia

Para aliviar los síntomas de la alergia al polen, te traemos algunos remedios naturales:

Té verde
1/8

Té verde

El té verde alivia los síntomas de la alergia gracias a que bloquea la producción de histamina (encargada de activar la respuesta inflamatoria en nuestro cuerpo para proteger al organismo).

Eucalipto
2/8

Eucalipto

El eucalipto tiene propiedades expectorantes y balsámicas que te ayudarán a combatir la congestión nasal.

Manzanilla
3/8

Manzanilla

La manzanilla tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias. Es especialmente efectiva para aliviar los ojos hinchados. Prepara una infusión de manzanilla y déjala enfriar en la nevera entre 5 y 10 minutos. Después, moja un algodón y límpiate los ojos delicadamente con él.

Ortiga
4/8

Ortiga

La ortiga también bloquea los efectos de la histamina y ayuda a detener el exceso de mucosidad y los ataques de tos.

Menta
5/8

Menta

La menta es útil para contrarrestar la alergia al polvo o al polen, y ayuda a disminuir los estornudos y el flujo nasal.

Miel
6/8

Miel

La miel contiene polen en pequeñas cantidades, así que si la consumes de forma habitual, tu organismo se irá acostumbrando este alérgeno y te ayudarán a reducir la reacción alérgica en las temporadas de polen.

Cúrcuma
7/8

Cúrcuma

La cúrcuma, originaria de la India, favorece el bloqueo de inmunoglobulina E, que favorece la prevención y la disminución de los síntomas de alergia.

Agua con sal
8/8

Agua con sal

Las soluciones salinas nos ayudan a suavizar la mucosa y a limpiar posibles restos de polen de nuestra nariz. Puedes optar por una solución salina ya preparada o bien hacerla tú misma mezclando media cucharadita de sal y media de bicarbonato de sodio en media taza de agua tibia. Vierte poco a poco el líquido en cada fosa nasal y después inclínate hacia delante para que escurra.