Si quieres empezar a comer bien o si ya lo haces pero quieres comer mejor y así prevenir enfermedades, deberías incorporar en tu dieta diaria estos doce alimentos debido a sus altos valores nutricionales.

Cuando hablamos de tener una vida y hábitos saludables solemos pensar primero en la comida que no deberías comer en lugar de centrarnos en aquella que sí deberíamos estar incorporando en nuestra alimentación diaria.

El estudio llevado a cabo por la Harvard Women’s Health Watch, con la ayuda de la doctora Michelle Hauser, que además es chef y nutricionista certificada, se ha creado una lista de lo que han denominado ‘superalimentos’; comida que deberíamos consumir con asiduidad por sus nutrientes y su alta capacidad para luchar contra las enfermedades, además son ricos en fibra, el grasas saludables, en proteínas, lo que te mantiene lleno más tiempo, esto supone que te verás menos tentado de picar entre horas o elegir snacks poco saludables.

Salmón

Alto en omega 3 y ácidos grasos, lo que ayuda a disminuir los triglicéridos y aumenta la salud arterial. También tiene propiedades antiinflamatorias lo que puede ayudar a aliviar la artritis.

Arándanos

Los mismos pigmentos que le dan a los arándanos su brillante color azul púrpura también son poderosos antioxidantes, sustancias que eliminan el cuerpo de las moléculas dañinas que pueden dañar nuestra salud.

Brócoli

Es un crucífero como las coles de Bruselas, la coliflor o el repollo. Lo que hace que estos vegetales sean tan potentes a la hora de combatir enfermedades es que contienen compuestos naturales como el sulforafano y los isotiocianatos, que se cree que tienen capacidades para combatir muchas enfermedades. El brócoli también es rico en vitamina C, fibra, calcio y ácido fólico.

Huevos

Los huevos han adquirido una mala reputación en los últimos años porque sus yemas contienen más de 200 mg del colesterol que obstruye las arterias.

Sin embargo, este alimento es muy importante desde el punto de vista de la nutrición y por eso el consumo de un huevo por día puede formar parte de una dieta saludable. Cada huevo contiene 6 gramos de proteína, así como luteína (que es buena para la visión) y colina (que ayuda a preservar la memoria).

¡Atención! Si tiene diabetes, puede que no sea una buena idea comer un huevo al día, aunque comer huevos de vez en cuando está bien.

Yogur griego

Nuestros huesos necesitan calcio y vitamina D, especialmente tras la menopausia y el yogur es una de las mejores maneras de obtener ambos nutrientes.

Bajo en grasas, una porción normal de este alimento nos suministra un tercio del calcio que necesitamos diariamente, es bajo en grasa, y tiene aproximadamente el doble de proteína que el yogur normal. Para que sea sano y saludable del todo: evita que lleve azúcares añadidos y acompáñalo de frutos rojos o bayas congeladas.

Alubias y frijoles

Las alubias y los frijoles son legumbres bajas en grasa y muy versátiles por lo que se pueden incluir en casi cualquier receta y usarlas como fuente de proteínas.

Si te producen gases: déjalos en remojo varias horas antes de cocinarlos.

Nueces

Sí, las nueces tienen mucha grasa, pero su mala reputación es solamente por las altas calorías, porque sus grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son esenciales para una salud de hierro. Estas grasas ayudan a nuestros cuerpos a absorber las vitaminas mediante su disolución, lo que nos impide comer también en exceso.

Avena

Un desayuno saludable y saciante te ayuda a mantener a raya el picoteo, muy importante si empezamos a hacer dieta. La avena o la harina de avena, además, reduce tus niveles de colesterol.

Para que la opción sea la mejor es importante evitar las avenas con azúcar agregado y saborizantes, si necesitas o quieres que sea dulce: acude a las frutas como las fresas.

Aceite de oliva

Ya lo sabemos, es el oro líquido de nuestra dieta y no puede faltar en una buena alimentación mediterránea. Tiene un alto contenido en grasas monoinsaturadas saludables, que pueden reducir el riesgo de enfermedad cardíaca al reducir el colesterol y evita que la sangre se coagule y bloquee el flujo sanguíneo. Además, ayuda a regular el azúcar en sangre pero es altamente calórico así que con una o dos cucharadas por receta es suficiente y si lo usamos en crudo para ensaladas, mejor.

Quinoa

La quinoa en realidad no es un grano sino una semilla comestible, pero se usa como lo primero. Cuando se cocina, la quinoa tiene un sabor a nuez y una textura crujiente. Además, tiene un alto contenido de proteínas y aminoácidos esenciales como la leucina, así como muchas vitaminas y minerales.

Chocolate negro

El chocolate negro es beneficioso para el colesterol, el azúcar en la sangre y la presión arterial. Para que los beneficios sean los mejores es importante que sea chocolate negro al 70% o más de cacao, ya que contiene mayor cantidad de antioxidantes y menos cantidad de azúcar. Pero ¡atención! Es altamente calórico así que lo mejor es no excederse de una o dos onzas diarias.