"En general, va muy bien comer frutas y verduras de temporada, siempre que sea posible crudas y con piel, porque es allí donde se concentran los antioxidantes", recomienda la dietista y nutricionista Júlia Farré. Por su parte, la médico y nutricionista Magda Carlas se decanta por la calabaza, ya sea a la plancha, hervida o en puré, "porque tiene un tipo de fibra muy suave para el intestino, además de aportar provitamina A y pequeñas cantidades de hierro y otros minerales", explica. Esta experta recomienda también las ostras por contener mucho zinc, "un mineral muy importante para el sistema inmunitario", incluso utilizar algas marinas como aderezo, más que como plato único, por su alto contenido en yodo, un mineral que también tiene un gran poder inmunológico, pero que tomado en altas cantidades puede producir hipertiroidismo.

Por último, la nutricionista sevillana Griselda Herrero, cita los probióticos (es decir, productos que en su composición contienen bacterias vivas), como el yogur, "porque modulan el sistema inmunológico y van muy bien para las infecciones respiratorias". Y es que, aproximadamente, el 70% de las células inmunitarias se alojan en el intestino.

Si no hemos podido evitar coger un buen constipado siempre podemos recurrir a una de estas siete plantas para combatir el resfriado.