En este artículo te hablo de algunas alternativas a la operación bikini. Te propongo que en vez de utilizar un parche, una dieta restrictiva que haces como un sacrificio temporal para conseguir tu objetivo y luego volver a lo de siempre, encuentres la manera de cambiar tus hábitos de alimentación, ejercicio, descanso y emociones para siempre.

1- Míralo de otra forma: no busques una solución rápida y sacrificada sino unos hábitos de los que disfrutes y que te sirvan para el resto de tu vida.

2- Proponte pequeños cambios: incorpora pequeños cambios y muy específicos de manera progresiva. Por ejemplo, comer verdura en todas las comidas, comer despacio dejando los cubiertos entre bocados, beber un vaso grande de agua antes de las comidas, salir a caminar cada día después de la comida.

3- Empieza ya: ni el lunes, ni después de semana santa o de la fiesta de tu prima? ¡empieza hoy!

4- Créate un plan y síguelo. Pon por escrito tu plan bien detallado de las cosas que vas a hacer y controla tu evolución cada día.

5- Ten claro lo que quieres conseguir y por qué. Olvídate de la báscula y céntrate en los resultados que conseguirás (¿tener más energía?, ¿sentirte satisfecha?, ¿estar ágil? ¿poder llevar esos pantalones?) y en tus motivaciones.

Una opción es unirte al equipo Vida Saludable España, en el que, junto al coach Daniel Poch, te proponemos participar en Wholelife Challenge. Es un juego online de 8 semanas basado en el cambio de hábitos y en el trabajo en equipo que te reta a ti y a tus amigos a crear una vida más feliz y saludable a través de pequeños cambios diarios. ¡Me encantará que te unas a jugar con nosotros a mejorar tus hábitos!

En el proceso de perder peso la mente tiene mucho que decir, te lo contamos en estos 5 pasos.