El aperitivo es un placer bajo el sol y un inicio perfecto para las reuniones con amigos. Se trata de una forma de socializarse, de desconectar de la rutina y de forma parte de nuestro entorno al tiempo que se abre el apetito. Sin embargo, muchos de los 'snacks' que comemos en el aperitivo son poco saludables para nuestro cuerpo: existen otras opciones más sanas que permiten mantener sin preocupaciones la cultura del tentempié.

La fruta es una excelente opción. Además de refrescante y saludable, logra saciar el apetito y es ideal en días calurosos. Otros recursos son los frutos secos, ricos en nutrientes, o el humus ?puré frío de garbanzos- con zanahorias, por ejemplo, una sabrosa manera de comer legumbres y verduras con muy pocas calorías.

Las personas más tradicionales pueden decantarse por el pan integral con queso light y tomate, o por un buen plato de guacamole con palitos integrales. Otra opción son las tortitas de arroz con salmón ahumado y crema de queso light ya que, además de aportar carbohidratos y proteínas con un porcentaje muy bajo de calorías, conforman un aperitivo al alza que dará además un toque moderno a la cocina.

Otros buenos y saludables aperitivos son los batidos de fruta natural con leche desnatada, los yogures desnatados con cereales, los sorbetes o las infusiones. De lo que se trata, al fin y al cabo, es de tener imaginación y elaborarlo con alimentos sanos, ya sea para abrir el apetito o para saciarlo. Que aproveche.