• El príncipe destronado. De un día para otro las atenciones que recibe el niño se ven reducidas a la mitad y no puede entender que un bebé que no sabe ni caminar ni hablar sea quien se lleve las atenciones. Según diversos estudios, el 90% de los hermanos mayores suelen sentir celos.
  • Hacerlo partícipe. Hacia el ecuador del embarazo, es recomendable dar las primeras explicaciones usando el "nosotros" para hacerlo cómplice. Es útil visitar a amigos que tengan un recién nacido, escuchar el latido del bebé o las pataditas en la barriga. También existen cuentos infantiles que ayudan.
  • Mimarlo sin excesos. Hay que atenderle en la medida de que lo necesite de verdad y no únicamente para que no se enfade. Pero siempre se deben potenciar los mensajes positivos para que encaje los cambios.

Toma nota de estas 10 películas para ver en familia.