Las 3 características de los buddah bowls

1. Es un plato único. O sea, te lo comes, y ya estás. Perfecto para esas cenas que quieres ligeras pero nutritivas.

2. Es 100% vegetal. De hecho, es un plato vegetariano. “Yo no soy partidaria de ponerme etiquetas y me da lo mismo de qué dieta provenga si tiene buena pinta y me interesa su composición. ¡Ni mucho menos hace falta ser vegetariano para comer un buddha bowl!”, exclama la nutricionista Marta Mató.

3. Tiene unos pasos más o menos fijos a seguir: una base de hojas verdes, carbohidratos, proteína, hortalizas asadas, algún alimento rico en grasa y una salsa o aliño.

Un Buddah Bowl para cada estación del año

Primavera. Isa Gil nos explica como preparar este buddha bowl: “Hornea la cebolla hasta que esté tierna, hierve el arroz y saltea los tirabeques. Coloca las hojas verdes en el fondo del bol, luego el arroz, la cebolla, las judías y el aguacate. Añádele las semillas y el sésamo.

  • Aliño: “Mezcla una cucharadita de mostaza antigua, dos de tahini, una de vinagre de arroz, una de sirope de ágave o miel y una cucharada de aceite de oliva virgen extra”.
  • Ingredientes: lechugas, arroz integral, cebolla morada, tirabeques, judías cocidas, aguacate, sésamo y pipas de calabaza

Buddah bowl primavera

Verano. Todo en frío: mezcla de lechugas, cebolleta, tomates, champiñones, huevo duro, pipas de calabaza y nueces.

  • Aliño: “Potencia su sabor con aceite de oliva virgen extra, salsa tamari (soja) y un poco de zumo de lima. A mí me gusta aliñar con lima o limón en lugar de vinagre. La vitamina C ayuda a nuestro organismo a absorber mejor el hierro”, indica Inés Basterra.
  • Ingredientes: lechugas, lentejas, cebolletas, tomates, champiñones, huevos, pipas y nueces.

Buddah bowl verano

Otoño. “Horneamos trozos de calabaza y hervimos la quinoa roja. Colocamos las hojas de lechuga en el fondo del bol, añadimos los garbanzos, la calabaza, la quinoa y el aguacate. Añadimos el sésamo y las pipas por encima.

  • Aliño: Lo podemos preparar con el zumo de medio limón, una rodaja de jengibre fresco de 1,5 cm aproximadamente, dos cucharadas de tamari, dos cucharadas de miel y una cucharada de aceite de oliva virgen extra”, explica Isa Gil.
  • Ingredientes: lechugas, garbanzos, quinoa roja, calabaza horneada, aguacate, sésamo, pipas y jengibre.

Buddah bowl otoño

Invierno. “La base son las espinacas crudas y añade quinoa y garbanzos. La parte de verdura la completas con brócoli o bimi, trozos de boniato –que previamente habrás asado– y semillas de sésamo y de girasol”, explica Inés Basterra (hoycomemossano.com)

  • Aliño: Mezcla el zumo de lima o de limón con pimienta negra molida, media cucharadita de cúrcuma y un poco de aceite de oliva virgen extra.
  • Ingredientes: espinacas crudas, garbanzos, brócoli o bimi, boniato, quinoa, sésamo, pipas de girasol y aceite de oliva.

Buddah bowl invierno