Aunque a veces vayamos con prisas por la mañana y no le demos la importancia que merece, el desayuno es una de las comidas más importantes del día y es básico que sea energético y equilibrado. En España, además, con nuestros horarios tardíos para comer es importante desayunar bien para poder funcionar correctamente a lo largo de toda la mañana. Nosotros te proponemos cinco opciones de desayuno sencillas, fáciles de preparar y muy nutritivas para empezar el día de la mejor forma posible. El té, el café o la infusión lo dejamos a tu elección.

- Yogur con manzana y frutos secos. Vierte en un bol uno o dos yogures semi descremados ?según el hambre que tengas- y añádele una manzana cortada en dados pequeños, un puñado de almendras sin tostar, pasas, sésamo y un poquito de canela.

- Tostadas de pan integral con mermelada y queso fresco. Es importante elegir el pan de cereales, mucho más nutritivo que el pan blanco. Sustituir la tradicional mantequilla o margarina por el queso fresco nos dará un aporte extra de calcio. Acompáñalo con un zumo de naranja recién exprimido para tener también tu dosis de vitaminas matutinas.

- Porridge. Tradicional en el norte de Europa, el porridge son copos de avena hervidos con agua o leche (que puede ser vegetal) o una mezcla de los dos. Un desayuno muy energético y que se toma caliente, perfecto para el invierno. Para prepararlo, pon en un cazo una parte de agua y otra de leche, añade los copos y una pizca de sal y déjalo hervir durante unos minutos hasta que forme una pasta. Es importante no dejar de remover para que no se formen grumos. Cuando esté listo, sírvelo un bol y decóralo con trocitos de fruta y pasas. Puedes endulzarlo con canela o con azúcar moreno.

- Tostadas de pan de espelta integral con aguacate y aceite de oliva virgen. Pon a tostar dos rebanadas de pan de espelta completo, corta el aguacate en láminas finas y disponlas sobre el pan tostado. Añade a las tostadas un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un punta de sal. Si prefieres la versión "carnívora", puedes untar las tostadas con tomate y sustituir el aguacate por dos lonchas de pavo.

- Muesli con fruta y semillas. El muesli es una mezcla de cereales que se vende ya preparada. Aunque hay marcas que lo producen de forma industrial, lo mejor es comprarlo en alguna tienda de productos naturales en los que a menudo lo venden a granel. Vierte la cantidad que quieras en un bol, añádele leche fría (queda muy bueno con leches vegetales como la de almendras o la de arroz) y acompáñalo con trocitos de fruta de temporada y semillas, por ejemplo sésamo y pipas de girasol. Antes de comer déjalo repasar unos minutos para que los cereales se rehidraten. Puedes añadirle también pasas y frutos secos para que sea más completo.