La vagina y la vulva cambian en las diferentes etapas de la vida de la mujer. No necesitan los mismos cuidados a los 20 años, que a los 40 o 50.  Descubre cómo son los cambios que experimentarás en tu vagina con los años. 

CAMBIOS EN LA VAGINA QUE SUCEDEN CON LA EDAD

JÓVENES

Los tejidos vaginales están más tonificados y el flujo es abundante. “A las jóvenes les suele molestar el exceso de flujo, de manera que se lavan mucho y utilizan salvaslip. Esto favorece la aparición de hongos (picor intenso, flujo blanco y grumoso, como el yogur) en vulva y entrada de la vagina”, advierte la ginecóloga María Ferrero.

A PARTIR DE LOS 40–45

El flujo comienza a cambiar: es menos transparente, más cremoso y de color blanco amarillento. “Esto hace que lubrique menos la zona, por lo que son más frecuentes las irritaciones de la vulva (enrojecimiento, picor, escozor)”, señala Ferrero.

POSPARTO

Tras el parto, los niveles de estrógenos descienden, sobre todo en las madres que dan el pecho, provocando menos flujo y sequedad vaginal. “Para mejorar las relaciones sexuales, se recomienda utilizar lubricante neutro, sin olores ni sabores”, aconseja Georgina Picas Bernadell, matrona en el Centro Joven de Atención a las Sexualidades (CJAS), en Barcelona.

MENOPAUSIA

En esta fase, la piel de la vagina pierde elasticidad: se vuelve más fina y seca. “El flujo desaparece, lo que favorece la aparición de irritación en la zona”, señala la ginecóloga. Por eso se recomienda hidratar la vulva y la vagina. “El aceite de oliva puede utilizarse para hidratar la vulva y, en el caso de la vagina, hay que emplear productos hidra- tantes vaginales”, indica la matrona. Quien aconseja tener menos relaciones coitocentristas, “hay que buscar otro tipo de sexualidad que puede ser igual de placentera, por ejemplo, la masturbación compartida, el masaje erótico, etc.”.

MEDICINA ESTÉTICA: ¿NECESARIA? ¿QUÉ OPCIONES EXISTEN?

REJUVENECIMIENTO VAGINAL

Sí, la vagina también envejece. Con el paso del tiempo, pierde elasticidad y tono. Pero también hay solución para este problema: al igual que se rellenan los pómulos de la cara para darles tonicidad, puede hacerse lo mismo con la vagina.

‘CONTOURING’ VAGINAL

Es una de las técnicas más novedosas que consiste en estimular la producción de colágeno en la vagina mediante la aplicación de radio- frecuencia. Se trata de un método no quirúrgico.

LABIOS MAYORES

Con el paso del tiempo tienden a adelgazar. “La solución pasa por realizar infiltraciones de grasa de la paciente o de ácido hialurónico. Si aún así, se mantiene la flacidez, se realiza un lifting, que consiste en cortar para disminuir el tamaño”, asegura Orestes Fernández Carbonell, cirujano plástico en el Instituto Javier de Benito, en Barcelona.

LABIOS MENORES

Si han aumentado de tamaño por la flacidez, se realiza un lifting para reducirlos. Su aumento también puede estar producido por los partos.

PUBIS

También conocido como Monte de Venus. El problema que se suele presentar es la flacidez a consecuencia de una bajada de peso o por el paso del tiempo. “Para solucionarla hay que realizar un lifting”, dice Orestes Fernández.

VAGINA

El problema más frecuente es la sequedad de la zona, que aumenta con el envejecimiento. Suele provocar irritación, dolor durante el coito, sangrado e infecciones frecuentes. “Se trata con inyecciones de ácido hialurónico en la porción inicial de la vagina. Lo que hace es retener agua mejorando la hidratación de la zona. Su efecto dura aproximada- mente un año”, explica el cirujano plástico.