La comida preparada en tarros de cristal está muy de moda. Lejos de lo que pueda parecer, cargar con esos tarros no es más pesado que cargar con el típico contenedor de comida de plástico. Quizás sí que es más delicado que un táper porque hay mayor posibilidad de rotura, pero en general, no tiene porqué pasar nada.

Estos tarros de cristal dejan a la vista lo que hay en su interior y se convierten en objetos de deseo instantáneo. Aunque muchas personas se preguntarán cómo se comen estas ensaladas, es tan sencillo como vaciar los tarros sobre un plato. Obviamente comerse las ensaladas directamente desde el tarro no tendría sentido porque no habría opción de mezclar los ingredientes.

Y aunque parezca sencillo meter un puñado de ingredientes en un tarro de cristal, este método tiene sus secretos ya que lo ideal es sumarse a la tendnecia del meal prep y preparar varias ensaladas con antelación para que cada día sea tan fácil como coger el tarro de la nevera directamente e irnos a trabajar.

Con una buena organización puedes preparar 4 tarros de ensaladas en 45 minutos. Y tendrás la comida lista para 4 días. Aunque parezca asombroso, la comida sí que aguanta en buen estado, pero has de tener en cuenta estos 5 secretos que te cuento a continuación.

 

Los tarros de vidrio sí importan

Queda muy bonito un tarro lleno de colores gracias a una ensalada que lleva un poco de todo, pero no sería lo mismo si lo preparases en un contenedor de plástico.

El vidrio se encarga de mantener en buen estado los ingredientes y te ayudará a que la ensalada del último día parezca recién hecha. Haz una pequeña inversión y adquiere un tarro para cada día de la semana.

 

Ingredientes de calidad

Es importante que la materia prima que utilices para hacer tus ensaladas sea de calidad. Por ejemplo, si tienes la opción de escoger una bolsa de lechuga de marca blanca u otra de una marca reconocida, es probable que la de la marca reconocida te dure más tiempo en mejor estado.

Tendrás que probar varias combinaciones de productos para ver cuáles aguantan mejor. Si un ingrediente está más bien maduro, da por sentado que puede afectar al resto.

 

Alimentos por capas

Este es el secreto más valioso de todos y el motivo por el cuál los alimentos pueden durar tantos días.

El orden en el que se introduzcan en el tarro determinará su duración dentro de él. Y hay varios factores como el peso, la humedad y la dureza que te ayudarán a distinguir en qué lugar va cada alimento.

 

Cómo hacer ensaladas en tarros para llevar

 

 

El orden de los alimentos

Aunque he visto alternativas a este orden, es el que a mí me ha funcionado y por tanto, el que recomiendo.

  • Aliño: Sería lo primero que se introduciría en el tarro aunque prefiero recomendar que esto se haga justo antes de ingerir la ensalada. Por si las moscas, nada más.
  • Vegetales: Cualquier tipo de vegetal que sea duro o húmedo irá en este lugar. Si es húmedo sus jugos no afectarán a ningún otro alimento. Por ejemplo, tomate, calabacín, pimiento, zanahoria, etc.
  • Hidratos: Una buena ensalada lleva su parte correspondiente de hidratos. Ya sea pasta, cereales o legumbres, este es su lugar.
  • Proteínas: ¿Quieres ponerle pollo en tiras, queso, bacon, atún, tofu? Ahora es el momento.
  • Hojas verdes: En este lugar va lo que menos pesa de todo y eso son las hojas verdes. Lechuga romana, rúcula, brotes. Lo que te apetezca, pero ha de ir en la superficie, ya que es lo que antes se echa a perder y ha de estar bien lejos de jugos.
  • Toque final: Normalmente suele ser algo que no pesa mucho y es seco, por ejemplo, mezcla de semillas, frutos secos, etc.

 

Mantener la verticalidad

Todo está colocado en vertical por un motivo. Si una vez preparadas tus ensaladas algún tarro se vuelca, es posible que no llegue sana y salva al día en que te la quieras comer.

Basta con que un poco de jugo toque las hojas verdes para que estas se pochen enseguida. Intenta mantener los tarros en vertical hasta el momento en el que te vayas a comer la ensalada.

Llevar un estilo de vida más sano es posible y comer de forma saludable es uno de los pilares. Si te preparas la comida con antelación evitarás comer cualquier cosa y si eres fanática de las ensaladas, ya sabes que no hay límite de combinaciones.

Hazte una lista con qué te gustaría que llevase cada ensalada tocando todos los grupos de alimentos, haz la compra y prepáralas todas a la vez. ¡Te va a encantar!