El pelo encrespado, es posiblemente una de las grandes pesadillas estéticas de las mujeres mediterráneas. A veces son solo unos pelillos disparados en todas direcciones. En otras ocasiones, hablamos de una cabellera fosca, enmarañada, incapaz de retener el peinado. Javier Iglesias, técnico de Redken, explica que la razón está en la falta de hidratación de la fibra capilar.
Para luchar contra el encrespamiento hay que recurrir a aceites y sprays de tratamiento que sellan la cutícula, aportan hidratación y ejercen de escudo frente a la humedad. Una vez a la semana conviene aplicar una mascarilla nutritiva en medios y puntas. Puedes aplicar una de estas 3 mascarillas naturales que puedes hacer tú misma en casa.
El cabello ondulado es especialmente susceptible a encresparse. La buena noticia es que suele ser más grueso, por lo que absorbe mejor los tratamientos.

Sin brillo, quebradiza, con las puntas abiertas o con grasa. ¿Qué le pasa a tu melena? Damos solución a estos problemas en el número de marzo de la revista Objetivo Bienestar.