¿Quieres vivir más tiempo, disfrutar más de la vida y realmente encontrar esa felicidad evasiva? Para lograr todo esto, existen tres cosas sencillas a las que debes dar prioridad en tu vida y que sirven como un valioso recordatorio de lo fácil que es priorizar las cosas equivocadas y subestimar aquello que hace que la vida valga la pena. Aquí puedes conocer una lista de afirmaciones poderosas para tener una vida equilibrada.
 

1. Interactuar cara a cara conduce a una vida más larga

Fumar, beber y la falta de ejercicio no son los únicos indicadores que sirven para predecir si una persona tendrá una vida longeva, ya que la integración social y las relaciones interpersonales también son un factor a considerar.

Contar con un grupo de personas que funcione como tu sistema de apoyo y con la cuales establezcas interacciones frecuentes, no sólo contribuye a tu salud mental sino también a una vida más larga. Descubre aquí algunos trucos para hacer amigos.

Por ello, es importante priorizar el gasto de tiempo con tus amistades. Recuerda que no es suficiente con un mensaje de texto o correo electrónico. Los beneficios reales a la salud a través de la socialización, sólo se logran con el contacto en persona

El contacto cara a cara libera toda una cascada de neurotransmisores y, como una vacuna, te protege en el presente y en el futuro.

No se trata tampoco de que debas entablar largas e íntimas interacciones para tener un efecto inmediato. Hacer contacto visual, estrechar la mano de alguien al saludar, entre  otros, disminuye los niveles de cortisona y libera dopamina, lo que hace que te sientas menos estresado.

El contacto cara a cara ofrece sorprendentes beneficios, pero una cuarta parte de la población dice que no tienen a nadie con quien hablar. Antes de sentirte derrotado, lo más importante es saber que puedes hacer algo al respecto.

Crear oportunidades de interacciones personales en tu ciudad, lugar de trabajo, y/o abrir un espacio en tu agenda, refuerza el sistema inmunológico, envía hormonas positivas a través del torrente sanguíneo y te ayudará a vivir más tiempo.
 

Cómo vivir una vida plena
 

2. Apagar el teléfono enriquece tu vida

Según estudios recientes, las personas que pasan tiempo en las redes sociales, las aplicaciones de citas e incluso sitios de noticias en línea, indicaron que eran menos felices. Esto se debe a que la tecnología ha quitado lo que se denomina "señales de detención".

La mayoría de las cosas que hacemos por placer, como leer un libro o ver una película, tienen un final. Pero el desplazamiento en el teléfono es interminable y no sabemos cuándo romper.

En 2007, la tecnología tomaba una porción del precioso tiempo personal durante el día. En 2017, lo ocupa casi todo.

Lo mejor es establecer reglas para el uso de la tecnología, tales como nunca usarlo en la mesa de la cena o ponerlo en modo avión durante los fines de semana, de esta forma, si estás en un paseo puedes acceder a la cámara pero no a Internet.

Con estos sencillos ajustes, serás capaz de disfrutar más de la vida. La vida se tornará más colorida, rica, tendrás mejores conversaciones  y conectarás con la persona que está allí contigo.
 

Qué es una vida plena
 

3. Buscar darle significado a tu vida, no la felicidad

La búsqueda de la felicidad no nos hace felices. Evaluar constantemente la felicidad propia contribuye a los sentimientos de desesperanza y depresión. La felicidad es una emoción voluble, efímera, basada en un momento o una experiencia. Lo que realmente te hace sentir triste no es una falta de felicidad, es falta de significado.

El significado puede derivarse en cuatro formas: pertenencia, propósito, trascendencia y narración.

La primera es exactamente lo que suena: tener personas en tu vida que realmente te aman y se preocupan por ti.

La segunda es tener un propósito. La mayoría de la gente encuentra propósito a través del trabajo porque es cómo sienten que están agregando valor o contribuyendo.

Por ello es que la desconexión en el trabajo, el desempleo, la baja participación en la fuerza laboral y demás, no son sólo problemas económicos, son también problemas existenciales. Así que encontrar algo que te haga sentir bien, es una parte crucial de esta búsqueda.

La trascendencia consiste en encontrar algo que pueda ir más allá de ti mismo, eso que te puede hacer sentir que eres parte de algo más grande. Para algunos es el arte o la espiritualidad. Podría ser caminar y estar en comunión con la naturaleza o hacer yoga.

Con la narración se hace referencia a las narrativas personales. ¿Cuál es la historia que cuentas cuando hablas de ti mismo? Eres el autor de tus historias y puedes cambiar la forma en que las estás contando. Tu vida no es sólo una lista de sucesos.