Los huesos, la piel, los dientes... oímos con frecuencia que hay que cuidar muchos elementos del cuerpo, y las articulaciones son uno de ellos. Las articulaciones se encargan de unir los huesos y, por lo tanto, si están bien cuidadas permiten unos movimientos flexibles y sin dolor, proporcionándole elasticidad al cuerpo. Pero, casi de forma inevitable, con el paso del tiempo, las articulaciones sufren desgaste y esto puede traducirse, antes o después en molestias articulares. 

Además de la edad, un factor de riesgo para sufrir desgaste en las articulaciones es practicar mucho ejercicio sin tomar las precauciones necesarias. Por eso es recomendable que nos preocupemos de calentar y de que el deporte elegido no sea muy intenso. Sería mejor practicar natación que hacer running, por ejemplo.

Mantener una dieta equilibrada también nos puede ayudar. Las personas que sufren sobrepeso o con algunos quilos de más pueden sobrecargar las articulaciones lo que implica un mayor riesgo de desgaste en las articulaciones. Éstas se resienten al soportar un mayor número de kilos, especialmente en las caderas, rodillas, espalda y pies. 

Una dieta abundante en verdura, fruta y pescado es una buena opción. Además, existen algunos alimentos que son especialmente beneficiosos a la hora de proteger nuestras articulaciones. Es el caso del pescado azul, los espárragos, las acelgas, el brócoli, el apio y los lácteos desnatados.

El descanso es fundamental para evitar el desgaste en las articulaciones. Empezando por dormir en una buena postura (lo mejor es de lado, con las rodillas dobladas) y, también, al escoger una almohada que no sea muy alta.  Sentarnos correctamente y evitar hacer movimientos muy repetitivos (sobre todo en el trabajo) también ayuda.

Otras formas de prevenir problemas con las articulaciones son tomar suplementos nutricionales como Sandoz Bienestar Articulaciones y Sandoz Bienestar Magnesio. El primero, ayuda a reducir la inflamación y la regeneración del cartílago dañado gracias al colágeno tipo II no hidrolizado. Por su parte, Sandoz Bienestar Magensio te aporta el magnesio y el potasio necesario para mejorar problemas musculares como calambres o contracturas y ayuda a la recuperación muscular, con alto contenido en Vitamina D ayuda a la absorción y utilización del calcio y fósforo para mantener tus huesos fuertes y resistentes.