El crossfit te devolverá las ganas de hacer deporte, la ambición y la motivación que habías perdido yendo al gimnasio. En el crossfit, tú misma marcas el nivel y la intensidad del entreno, eres tú la que, escuchando a tu cuerpo, decides si forzar más o menos. Este deporte se adapta a cualquier condición física y a cualquier edad y te permite hacer ejercicio de forma dinámica dejando de lado la monotonía del gimnasio.

Con el crossfit te darás cuenta de que el esfuerzo, además de tener recompensa, también puede divertirnos. Hace años que este deporte llegó para quedarse. Quienes lo practican potencia su condición física, de forma guiada por un entrenador, y sin renunciar a hacer cosas diferentes cada vez que se visten con los leggins del gimnasio (al que ya no van, claro).

¿Por qué gusta tanto el crossfit?

Si te dicen que levantarás el peso de tu propio cuerpo mientras te cuelgas de una barra de hierro o que serás capaz de brincar sobre un cubo de madera, ¿te lo crees? Puede parecer difícil, pero no imposible. Estos ejercicios forman parte del crossfit, un método de entrenamiento que busca mejorar tu condición física de forma general. “No estaríamos solo en la sala de fitness para trabajar la fuerza, o solo hacer aerobic, spinning, buscamos hacerlo todo. Estabilidad, coordinación, mejorar hasta una decena de condiciones físicas”, explica Marc Solà, head coach y copropietario de RCF BCN. Y lo mejor es que la rutina, en crossfit, no existe. “ Sabes que cada día entrenarás con gente, tendrás un entrenador que estará por ti, dentro de un grupo reducido (unas 10 o 15 personas), y además harás algo diferente cada día. Así le vamos dando nuevos estímulos a nuestro cuerpo, vamos trabajando un día la fuerza, otro la resistencia... No te aburrirás ni entrarás en la monotonía”, añade Solà, de formación fisioterapeuta y entrenador personal.

Notarás la mejora

“La variabilidad de los entrenamientos no es al azar, desde el box –espacio en el que se entrena– se marca una planificación que al final del mes, o de la semana, muestra un equilibrio entre todos los grupos musculares. Intentamos dar el máximo número de estímulos diferentes pero lo más equilibrados posibles sobre la actividad física”, argumenta el experto en crossfit. La expectativa general de quien acude a un box es la de sentirse mejor y el método que se aplica ayuda a la gente a que sea constante. Como ya hemos dicho, serás tú la que decide la intensidad del trabajo en cada sesión según tus necesidades o capacidades, pero en el crossfit eso no importa porque “Lo que para uno es alta intensidad, para otro no lo es. El trabajo se adaptará a tu condición física. ¡No queremos matar a nadie!”

1 hora de crossfit

Te proponemos una sesión de una hora de entrenamiento para que puedas probarlo tú misma o para que simplemente veas de qué se trata y te animes a adéntrate en el mundo de este deporte.

Calentamiento (10 min): Trabajo general y algo más específico para ir aumentando el ritmo cardiaco y evitar lesiones.

Técnica, fuerza o resistencia (15 min): La primera, para mejorar los movimientos, la segunda, para mejorar el nivel de cada persona. Todo variará según el objetivo del día.

Trabajo del día (25 min): Es la parte de ejercicio de alta intensidad, enfocado a las capacidades físicas. Puede ser muy corto, unos 5 minutos y muy rápidos, o máximo 40 minutos. La media son 12-20 min.

Estiramientos (10 min): El momento más calmado, una vez hecho el trabajo.