Ballet Fit es una disciplina de entrenamiento que se basa en la técnica de la danza clásica llevada a su lado más fitness y es considerado el entrenamiento complementario perfecto para crossfiteros, triatletas y runners, ya que permite trabajar la flexibilidad y mejora el rendimiento muscular de los que lo practican.

Además, el bloque de cardio mejora la capacidad pulmonar y cardiovascular, favorece la coordinación, quema calorías y libera toxinas y grasas acumuladas

Con este entrenamientos también se conecta la mente con el cuerpo, lo que ofrece múltiples beneficios psicológicos como, por ejemplo, aumentar la autoestima de los que lo practican.

Beneficios del Ballet Fit   

La práctica de esta disciplina conlleva numerosos beneficios tanto para el cuerpo como para la mente.

Ballet Fit BC2

Cuerpo

Ballet Fit trabaja de forma alargada la musculatura interna. El trabajo propio de los bailarines y el de los ejercicios del fitness, que pueden parecer tan distintos entre sí, resultan sin embargo complementarios, por lo que se consigue un entrenamiento muy completo y, a la vez, divertido.

Se trabajan los grupos musculares de una manera muy definida y alargada; esto hace que el cuerpo se torne más armonioso y elegante.

Ballet Fit mejora la elasticidad y la flexibilidad, favorece el equilibrio y tonifica el cuerpo incidiendo en la musculatura y esculpiéndolo a imagen y semejanza de los cuerpos de los bailarines.

La especial incidencia en el trabajo abdominal ayuda a reforzar el core, reajustando el eje de la columna para conseguir una correcta postura corporal y combatiendo en todo momento la rigidez de la musculatura, ya que se trabaja tanto la flexibilidad como el estiramiento muscular-.

Funciona como trabajo de compensación, ayudando a oxigenar la musculatura y a reducir las cargas musculares, así como a mejorar la postura y la flexibilidad con el fin de evitar futuras lesiones.

Mente

En la parte final de la sesión, se realizan ejercicios de mindfulness, favoreciendo el crecimiento personal. 

Los psicólogos recomiendan esta disciplina por numerosos motivos. Ballet Fit tiene el beneficio de conectar la mente con el cuerpo. Además, aumenta la autoestima y desarrolla una capacidad denominada “propiocepción”, la capacidad de sentir el cuerpo.

Poner atención en el cuerpo mientras se baila o se hace una serie de ejercicios constituye una técnica de atención plena (mindfulness) que coincide con las tres características de Ballet Fit: equilibrio, flexibilidad y fortaleza. Estas tres características son cruciales, ya que la meditación y el movimiento ayudan a eliminar el estrés, mejorando la salud, desarrollando hormonas que evitan la oxidación de las células y, por lo tanto, el envejecimiento.

La música y la danza ayudan a desarrollar amplias zonas cerebrales y producen dopamina. Esto significa que generan satisfacción, calman la mente y relajan el cuerpo. La música y la danza en grupo constituyen un modo de favorecer y mejorar las relaciones personales. Son una forma de comunicación a través de las emociones y el cuerpo. La música une a las personas que la comparten.