Tal vez te consideres un noctámbulo, una persona que vive de noche. Si es así, estás maltratando tu metabolismo y tu sistema cardiovascular. Un estudio de la Escuela Médica Weill Cornell demostró que dormir 30 minutos menos cada día puede afectar al metabolismo a largo plazo. Además, estás atentando contra tus funciones mentales básicas, como la memoria.

Según un estudio de la norteamericana National Sleep Foundation, las necesidades de sueño varían a lo largo de la vida pero la continuidad de un buen reposo debe respetarse. En este informe se apuntan cifras tan curiosas como las siguientes:

En la niñez, un recién nacido, de 0 a 3 meses, debe dormir de 14 a 17 horas, mientras que en la franja de 3 a 5 años, la necesidad empieza a rebajarse hasta las 13. A partir de los 6 y hasta los 13, se precisan entre 9 y 11.

En la adolescencia, entre los 14 y los 17, se debería dormir entre 8 y 10 horas.

En la juventud, a partir de los 18 años, lo habitual es descansar de 7 a 9 horas.

En la madurez, a partir de los 65 años, se precisa algo menos de tiempo, de 7 a 8 horas diarias.

Si te cuesta dormir, puedes echar un vistazo a estos 5 remedios naturales para el insomnio.